Luego de confirmar que aspira a ser diputado nacional en la Ciudad de Buenos Aires, el economista habló de la necesidad de un triunfo de la oposición va a “a obligar a enfrentar los problemas y a actuar con racionalidad” al Gobierno

En una entrevista en el programa “Aire Bonaerense” emitido por radio “Classique”,
Ricardo López Murphy, economista y candidato en la ciudad de Buenos Aires a diputado nacional, habló de la importancia de un triunfo de la oposición y remarcó que es necesario lograr ordenar el rumbo del país y que “ese es el camino”.

“El actual presidente, el actual gobernador, la vicegobernadora de Buenos Aires, fueron designados prácticamente por facebook No tuvieron ni el cuidado de cuidar las formas. Fue un acto casi monárquico. Todo eso en la gestión de gobierno ha producido esa ineficiencia que todos vimos. Cuando el presidente o el Ministro están en Europa buscando evitar una catástrofe con los vencimientos, los mismos bloques oficialistas lo boicotea”, señaló.

En relación a las elecciones, López Murphy afirmó: “yo creo que un triunfo de una oposición, claro y contundente, va a ordenar. Va a obligar a enfrentar los problemas, a actuar con racionalidad y no en ese clima que ha sido tan negativo”.

Asimismo, sostuvo que la “Argentina viene de sucesivos fracasos, venimos de un larguísimo estancamiento y de una gran frustración social. Esto requiere de un plan importante, no de un plan menor, ni un plan demagógico. Sino, un plan que apunte a resolver problemas estructurales que tiene nuestro país y que le permitan aprovechar oportunidades estructurales que tenemos”.

Por otro lado, en relación a la materia prima y al consumo de gas en el país, aclaró: “Argentina (..) en lugar de usar sus riquezas, su potencial, crear trabajo, multiplicar las oportunidades nos pasamos importando gas de Bolivia y trayendo barcos gasificadores. Es una cosa incomprensible con el potencial que tenemos. Si Argentina se ordena va a tener grandes posibilidades en la postpandemia con los cambios tecnológicos que se han generado se va a facilitar su inserción en el mundo”

Por último, el ex ministro de Economía indicó que “el atraso cambiario genera un trauma a futuro y especulaciones sobre cómo se va a corregir”, por lo que en este sentido sostuvo, “es obvio que si la inflación es del 50%, los salarios van a estar entre 45 y 50 por ciento, el tipo de cambio va a estar en veinte y las tarifas van a estar en siete, están comprando un problema para el próximo año. Necesitamos un programa integral, no un programa hecho con un orientación que mide puramente la cuestión electoral (…), el país no puede vivir de subsidio en subsidio Me parece que estamos produciendo una desorganización con motivación electoral y demagógica muy poco fecunda”, concluyó.