Este miércoles, familiares de las víctimas se movilizaron frente al municipio. Alberto Ghiorzi, presidente de la asociación Linqueños por los derechos Humanos, dijo que “no es un único episodio, esto fue la gota que rebalsó el vaso”.

Esta semana trascendió que vecinos de Lincoln denunciaron a policías por torturar y abusar sexualmente de varios jóvenes. Al respecto, Alberto Ghiorzi, presidente de la asociación Linqueños por los derechos Humanos, habló con AIRE BONAERENSE y contó que “no es un único episodio, esto fue la gota que rebalsó el vaso”.

Según cuenta, el intendente “recién ahora, a partir de este episodio, tomó cartas en el asunto y se ha reunido con las madres”. Luego contó que los familiares de los jóvenes abusados “realizaron un acto en el patio cívico de la municipalidad, delante de la municipalidad, donde reclamaban que la cúpula sea desafectada, por lo menos, de la comisaría de Lincoln”.

En ese sentido dijo que el caso “ha salido a la luz ahora porque pareciera que las autoridades municipales han tomado cartas en el asunto a partir de este último episodio”. Sin embargo, agrega que “nosotros venimos denunciando apremios ilegales que se han dado de parte de las fuerzas policiales de Lincoln desde hace mucho tiempo”.

Ghiorzi contó además que “desde que empezó la cuarentena hubo casos de violencia, de abuso policial” y citó el ejemplo de “un empleado ferroviario que tenía los permisos correspondientes, porque su actividad era esencial, fue detenido y golpeado en la comisaría”.

También contó el caso de “un hombre que parecía que estaba ejerciendo violencia de género hacia su pareja” y los vecinos lo denunciaron, “lo llevan a la comisaría y lo golpean brutalmente”.