Así lo manifestó Francisco Paco Durañona, Senador provincial por el Frente de Todos, quien explicó que “es exactamente lo mismo que el procrear pero orientado a la tierra productiva”

Francisco Paco Durañona, Senador provincial (Frente de Todos) se refirió al proyecto de Ley de Arraigo. En AIRE BONAERENSE señaló que “es exactamente lo mismo que el procrear pero orientado a la tierra productiva”.

Según detalló, la propuesta es “para pequeños y medianos productores, para cooperativas de productores, para promover producción de alimento local, que se perdió por completo”.

Durañona explicó que así como se están relanzando los créditos procrear, es necesaria esta ley para fomentar la producción local de alimentos.

“Nos va a permitir, en primer lugar, resolver el problema del hábitat”, dijo el senador, “y también el problema de acceso a los alimentos”, “este programa es una de las patas para promover arraigo”.

Además, indicó que “tenemos que lograr que se frene el desarraigo, es decir, que aquellos que viven en el interior puedan desarrollarse y apuesten a quedarse, y para eso es necesario que el Estado focalice en las zonas productivas y en las zonas del interior”.

“Para frenar ese desarraigo es imprescindible garantizar el acceso a la tierra productiva y urbana pero también otros ejes centrales”, expresó Durañona y detalló: “crear más universidades, mejorar los centros de salud, los centros educativos, el transporte, desarrollar la cultura, el turismo, garantizar conectividad en cada rincón de la provincia”.

En ese sentido, “un punto es que se puedan producir alimentos”, dijo al tiempo que resaltó que “hay muchas organizaciones rurales que han acompañado la propuesta que hemos presentado”.