De acuerdo a un sondeo de CB Consultores, en las 8 provincias donde se eligen senadores se vaticina una derrota para Cristina Fernández de Kirchnner

El Senado de la Nación tiene 72 bancas (3 por cada provincia) y cada dos años renueva las dos terceras partes de sus representantes. Así, este año hay 24 bancas en juego, debido a las elecciones generales del 14 de noviembre,que corresponden a 8 provincias: Catamarca, Tucumán, Chubut, Corrientes, La Pampa, Mendoza, Córdoba y Santa Fe.

El Frente de Todos tiene 41 de estos lugares, mayoría simple (quórum propio) que es la mitad más uno (37) y arriesga 15 de ese total. En el caso de Juntos por el Cambio tiene 26, debe renovar 9 y pretende quedarse con 5 lugares de su rival para quedarse con la mayoría simple que hoy tiene en sus manos Cristina Fernández.

Teniendo en cuenta que el sistema de distribución es por mayorías y minorías, el que gana se queda con dos bancas y el que pierde, con una. Es por ellos que ganando en tres provincias de las 8 en donde triunfó 6 años atrás el Frente de Todos, implica quedarse con la mayoría.

El “5 senadores” que sacude Juntos por el Cambio, representa los puestos necesarios para que el kirchnerismo no pueda dar medias sanciones sin antes acordar con la oposición. Y, de acuerdo a una encuesta de CB Consultores, Consultora Opinión Pública, una firma con origen en Córdoba que se caracteriza por sus relevamientos en todo el país, esto podría suceder porque el Frente de Todos no revertiría los resultados y anticipó el triunfo bonaerense de Juntos.


“Según las proyecciones por fuerzas que estamos evaluando para las elecciones generales, el oficialismo estaría reteniendo bancas en Catamarca (2), Tucumán (2), Chubut (1), Corrientes (1), La Pampa (1), Mendoza (1) y Santa Fe (1). Pero paralelamente estaría perdiendo lugares en Córdoba (1), Corrientes (1), La Pampa (1), Santa Fe (1) y Chubut (2)”, se puede leer en el resumen ejecutivo.

En la Provincia de Mendoza se sigue fortaleciendo la tendencia opositora que permite a Juntos por el Cambio conservar la mayoría provincial y según la encuesta, la lista que encabeza Alfredo Cornejo (sólo voto afirmativo sin blancos ni nulos), sube a 52,4% y 30,9% por parte de Anabel Fernández Sagasti respectivamente (21 puntos de diferencia). El Partido Verde se estaría quedando con el tercer lugar llegando casi a 6 puntos.

Otra provincia que sigue la misma línea es Córdoba. Con Luis Juez a la cabeza, Juntos por el Cambio se acomoda con 54,9%, seguido por Hacemos por Córdoba (la lista del gobernador Schiaretti) con 25,1% y que lleva a Alejandra Vigo. El Frente de Todos que propone a Caserio se quedarían con 10,8%.

Catamarca es una de las provincias en las que el Frente de Todos mantuvo el caudal de votos en las PASO respecto a la presidencial de 2019 y podría retener las dos bancas que tiene. Y en las Elecciones Generales el escenario puede replicarse por lo que la lista del oficialismo llega a 60 puntos sin contar votos en blanco y nulos. La ex gobernadora Lucía Corpacci sube a 60,7% y la de Flavio Fama a 31,2%.

En Tucumán en tierras del Jefe de Gabinete, Juan Manzur, el peronismo se diferenció por unos 14 puntos y si bien la encuesta muestra una disminución en la brecha, no le alcanza a Juntos por el Cambio para quedarse con una banca más de la que ya tiene. Tomando sólo el voto afirmativo, la lista de Pablo Yedlin (FdT) crece a 47,2% y la de Germán Alfaro (JxC) a 37,4%. En el caso de que estos resultados se mantengan, el justicialismo conserva los dos lugares tucumanos en el Senado.

Por otro lado, en el caso de Chubut, las tres bancas pertenecen al Frente de Todos, pero ingresaron por listas diferentes. Dos las ganó el Frente para la Victoria en 2015 y la otra fue adquirida por el peronismo opositor (aliado al gobernador Mario das Neves), pero que luego se sumó al FdT. La encuesta de CB, la lista que encabeza Ignacio Torres (JxC) sube a 40,8% y la de Carlos Linares (FdT) a 32,6%.

Corrientes es uno de los lugares en donde el oficialismo nacional pierde, pero era algo que se vislumbraba luego de la derrota del Frente de Todos ante ECO Corrientes que llevaba a Gustavo Valdés para ser reelecto. Y el resultado en la PASO confirmó la tendencia de 60 a 35 a favor de JxC dejando relegado al deportista Carlos Espínola. De esta manera, la oposición se queda con una banca más de las que tiene.

Otra clave está en La Pampa en donde Juntos por el Cambio ratificaría el triunfo (con una diferencia menor a las primarias) pero lo suficiente para quedarse con un lugar más en un territorio en donde el peronismo se hace fuerte. Sin contar los votos en blanco y nulos, la lista de Daniel Kroneberger (JxC) crece a 49,2% contra 43,5% de la de Daniel Bensusán (FdT).

La Provincia de Santa Fe también figura en el mapa de las derrotas aunque al igual que en La Pampa, se acorta la diferencia en favor del peronismo que en las primarias ganó por 10 puntos. Proyectando sólo votos afirmativos, la lista de Carolina Losada (JxC) se ubica en los 42,5 puntos frente a 35,3 de la boleta de Marcelo Lewandoski (FdT) con 7 puntos de diferencia.