Ayer se tomó posesión de la vivienda, que fue adquirida durante 1982 y en 2004 fue usurpada. Estudiantes de Junín habitaron ese inmueble sin pagar alquiler mientras desarrollaban sus carreras universitarias

Con la presencia de una letrada platense contratada por el municipio y el titular de la Agencia Municipal de Tierras y Vivienda, Juan Mucciolo, el municipio volvió a tomar posesión de la Casa de Junín en La Plata, que era usurpada desde 2004. Tras un largo proceso judicial, se logró que el inmueble vuelva a manos de la comuna y ahora se abre un paréntesis para su refacción y la búsqueda de su futuro uso.

El subsecretario Legal y Técnico, Lisandro Benito, contó que “tras la presentación del convenio de desalojo, quedó la obligación de restituir la casa, parte del patrimonio de Junín y ligado a junienses que pudieron crecer y completar sus estudios viviendo en ese lugar”.

“Ahora, tras haberse tomado posesión, vendrá el debate para ver cuál será su destino, tras darle las mejoras que haya que hacerle. Se requiere de un análisis técnico para ver si se puede poner en valor y los costos y a partir de eso tomar decisiones”, anticipó el funcionario.

Sobre el uso futuro que se le dará a la vivienda, el funcionario destacó que “hay posibilidades ligadas no sólo a los estudiantes que aún hay de Junín en La Plata, sino quizá también a los vecinos que quizá deban trasladarse por cuestiones de salud. Son temas para analizar”.

LARGA HISTORIA

El inmueble está ubicado en calle 17, entre 67 y 68, y siempre fue identificado como “La Casa de Junín”, incluso por los vecinos.

Está ubicada en la denominada “Ciudad Vieja” de La Plata, cerca de la Estación Provincial (17 y 71) en el barrio Meridiano V, que se ha convertido en un centro cultural, con numerosos bares y cervecerías. En el frente posee un garaje con puerta de chapa, que se comunica con un local que se ve desde el exterior, que oficiaba de biblioteca a un nivel más bajo.

El garaje, a la derecha tiene una galería cerrada muy luminosa y a la izquierda dos dormitorios grandes y un tercero más chico.

La galería comunica con una cocina grande con mesada y con ventana al patio. A la izquierda hay un baño grande.

Desde la cocina, hay una puerta que comunica al patio mediano, mitad cemento y mitad pasto. También allí hay un lavadero.

USURPADORES
Tras que una pareja se instalara en la casa, que resultó usurpada durante muchos años, la inquietud por hacer valer los derechos de la Municipalidad de Junín se retomó en el 2017, cuando una persona se acercó a Desarrollo Social pidiendo alojamiento para que su hijo estudie en La Plata. Allí comenzó un proceso de averiguar datos internamente. Se encontraron papeles de la donación de Eguren y se constató que la luz de la casa estaba a nombre de un particular, que en esos días dio de baja el servicio. Finalmente se constató que había gente viviendo ilegalmente y allí comenzó el engorroso proceso judicial que acaba de culminar.

LOS ORÍGENES

El exintendente Benito Raúl Eguren recordó que “allá por el años 1982 y 1983, recuerdo que se acercó al Municipio una comisión de estudiantes universitarios para expresarme la enorme dificultad económica que tenían para poder seguir estudiando en La Plata. Convencido de que la única forma en la que un ser humano puede elevarse es en base al estudio, por esto, cuando recibimos ese planteo, nos pusimos a trabajar para comprar una casa en La Plata, objetivo que logramos y que pudimos hacer realidad”.

Eguren recordó que «una vez puesta en marcha la casa, eran los propios estudiantes quienes regulaban y administraran el uso”.

Fuente: https://www.diariojunin.com/noticias/89988_el-municipio-recupero-la-mitica-casa-de-junin-en-la-plata.html