Como parte de la intervención, los agentes sanitarios visitaron “puerta a puerta” a los residentes de la zona comprendida entre las calles 411 y 418 desde 153 hasta 157.

La Municipalidad de La Plata y el Comité de Crisis local desarrollaron una nueva jornada sanitaria en la localidad de Arturo Seguí, donde se realizaron hisopados y tareas de concientización, en el marco de las tareas tendientes a prevenir la propagación del coronavirus.

En coordinación con la Universidad Nacional de La Plata y la Región Sanitaria XI, este martes se instaló una unidad de testeos en calle 414 bis y 155, donde personal de la Salud testeó a 34 personas que manifestaron presentar síntomas compatibles con el coronavirus, de las cuales 19 obtuvieron hisopados negativos, 10 fueron confirmados como positivos y otras 5 fueron consideradas de igual manera por criterio clínico epidemiológico.

El Secretario de Salud de la Comuna, Enrique Rifourcat, aseveró: “En esta oportunidad, realizamos un operativo de prevención en la localidad de Arturo Seguí, donde detectamos 15 casos positivos y dialogamos con los vecinos acerca de las medidas recomendadas para evitar contagios”.

Como parte de la intervención, los agentes sanitarios visitaron “puerta a puerta” a los residentes de la zona comprendida entre las calles 411 y 418 desde 153 hasta 157, con el objetivo de recordar las medidas de prevención que deben cumplimentarse para evitar la propagación del COVID-19, así como los recaudos que deben tomar quienes confirmen un diagnóstico positivo.

Vale recordar que, para prevenir contagios de coronavirus, se recomienda mantener una distancia social de 2 metros; usar barbijo; higienizarse las manos con agua y jabón o con soluciones a base de alcohol; ventilar los ambientes de manera constante y cruzada; evitar reuniones; no compartir el mate ni la vajilla; toser y estornudar en el pliegue del codo; y no tocarse la cara, los ojos ni la nariz.

Es importante destacar que, entre los síntomas compatibles con la presencia del virus, las autoridades sanitarias señalan la fiebre de 37.5°C o más, tos, dolor de garganta, dificultad respiratoria, dolor de cabeza, dolor muscular, diarrea o vómitos, rinitis o congestión nasal o pérdida repentina del gusto o del olfato.