El hecho sucedió cerca de la Colonia Santa Teresa, casi al límite con la provincia de Buenos Aires. Según un especialista, la mujer tiene “todos los síntomas de este tipo de experiencias”.

Un extraño caso de abducción en La Pampa trascendió las fronteras y despertó interés en Europa y Estados Unidos. El hecho ocurrió cerca de la Colonia Santa Teresa, cuando una mujer sintió un ruido fuerte, salió de su casa y, luego de ver una luz muy fuerte, apareció sentada al día siguiente a unos 60 kilómetros sin recordar nada.

“El caso de la mujer de Jacinto Arauz no solo ha impactado en La Pampa y en otros lugares del país, estoy recibiendo correos electrónicos de Rusia, Estados Unidos y España -quienes reconocen que esta es una zona muy particular en el mundo- y me están solicitando información”, contó Quique Mario, quien desde hace más de cuatro décadas estudia los distintos casos relacionados a la ovnilogía.

En declaraciones a la emisora La Red Pampeana, el especialista sostuvo: “Por lo que yo investigué, se comprobó que esta mujer (que tiene unos 50 años), por el estado de su calzado y la ropa, que es imposible que haya caminado todos esos kilómetros, no hay huellas de polvo ni de tierra, ni tampoco síntomas de cansancio que nos hagan suponer que pudo haber hecho eso y además se trata de una persona con obesidad”.

“Ella despierta sentada en el medio de una calle a unos 60 kilómetros del lugar donde estaba y un día después ya que la aparición de esa luz fue el martes cerca de las 10 horas y esto sucede durante la mañana del miércoles. Allí trata de ubicarse donde estaba, caminó unos metros para obtener señal en su celular y sacó unas fotos que envió a sus familiares para que la ubiquen y a partir de ello la encuentra la patrulla rural de Guatraché que ya estaba anoticiada de su desaparición y búsqueda desde el día anterior”, dijo Quique Mario.

Y agregó: “Lo más extraño de todo esto, y que es un dato nuevo de todo lo que se sabe hasta hoy, es que el martes a la tarde, cuando ya estaba desaparecida y la buscaban por todos lados, entre las 18 y las 19 horas, la mujer intenta comunicarse con algunos familiares que reciben llamadas de su teléfono celular, pero que cuando atienden no escuchan su voz sino una especie de zumbido o viento”.

“Todavía no sabemos si ella hizo esto de manera consciente ya que según cuenta no recuerda nada desde el momento en que apareció la luz que la encegueció y el momento en que se despertó. También es importante para la investigación el dato que a la mujer la trasladaron al Hospital de General Acha porque le descubrieron una laceración en uno de sus parietales donde le ha realizado otro tipo de estudios más complejos y todavía no se conocen los resultados ya que también la Justicia está investigando el caso”, explicó Mario.

Finalmente, el especialista remarcó que la mujer tiene “todos los síntomas de experiencias de este tipo” y que podría aparecer más. “Según testimonios que he recogido, me cuentan que la mujer también ha sufrido fuertes dolores de cabeza y que le molestaba la luz, que pedía que apagaran la luz en la habitación donde se encontraba”, contó.