Carlos Leuzzi, en diálogo con AIRE BONAERENSE, explicó que la mejor manera de que el sector se levante de esta crisis es que “los bancos privados dejen de poner excusas y otorguen préstamos a tasa 0%”.

Tras bajar la persiana luego del decreto presidencial que establece el aislamiento social, preventivo y obligatorio, empresarios gastronómicos de la ciudad de La Plata se encuentran atravesando por una crisis económica al no poder afrontar los gastos de alquiler, sueldos y servicios.

Por ese motivo, solicitan créditos ágiles para el sector y para las PyMES que así lo requieran. Los comercios permanecen cerrados hasta que el Gobierno los habilite para reabrir y resulta difícil poder afrontar esta situación.

Carlos Leuzzi, presidente de la Cámara de Empresarios Gastronómicos de La Plata explicó que esta crisis “es algo que afecta a todo el mundo” y que “a todos nos agarró desprevenido”. En lo que respecta a la actividad que Leuzzi representa, sostuvo que “el problema es que nosotros tenemos nuestros locales cerrados y tenemos que afrontar una serie de costos y compromisos, pero no tenemos ingresos”.

“Desde un primer momento, tomamos la decisión de no despedir a ningún empleado, porque creemos que vamos a salir todos juntos de ésta”, comentó Leuzzi.

El presidente de la Cámara celebró la medida del gobierno de fomentar el Programa de Asistencia de Emergencia al Trabajo y la Producción, mediante el cual busca dar solución a las complicaciones económicas de las empresas y asegurar el pago de sueldos de los trabajadores.

El programa fue creado mediante el Decreto de Necesidad y Urgencia 332/20, el cual entre los considerando señala que a raíz de las medidas tomadas para evitar el propagación del coronavirus hubo una considerable merma productiva la cual afecta de manera inmediata y aguda a las empresas, particularmente a aquéllas micro, pequeñas y medianas y que consistirá en la obtención de uno o más de los siguientes beneficios, como la postergación o reducción de hasta el 95% del pago de las contribuciones patronales al Sistema Integrado Previsional Argentino, la ️Asignación Compensatoria al Salario, para todos los trabajadores en empresas de hasta 100 empleados y el ️REPRO, que es la asistencia por la Emergencia Sanitaria para los trabajadores en relación de dependencia del sector privado en empleadores que superen los 100 trabajadores.

“Nos parece una  buena noticia para el sector”, sostuvo Leuzzi ya que “el Estado se está haciendo cargo de la masa salarial en casi un 100%. Es cierto que falta la reglamentación pero eso ya está siendo evaluado por los economistas. Esto va directo a la cuenta de cada empleado a través del banco”, explicó.

Como dijo el presidente “primero atender la salud”, en ese sentido, el empresario gastronómico expresó que está de acuerdo con las medidas del Gobierno, “en ayudar primero a los sectores vulnerables. Las pymes habíamos quedado a un lado, hasta que hace dos días Alberto anunció un salvataje para nosotros”.

Pero remarcó que una pata fundamental que sostiene el sistema económico y, hasta el momento no están colaborando con el Gobierno, son los bancos privados. Por ese motivo, Leuzzi exigió que “dejen de poner excusas y otorguen préstamos a tasa 0%, pero a pagar después de los 4 meses”. Además pidió que “sean ágiles”.

“Nunca ayudaron al sector productivo, han hecho el negocio durante los últimos 6 años, tomando plata de la gente común al 30% y esa plata se la prestaban al Estado en un 60%”, criticó.

Leuzzi contó que “poner en funcionamiento los locales va a ser un esfuerzo grande porque hay que reponer la mercadería, pagar a proveedores y demás”, pero asegura que “es hora de poner el hombro” porque “una pyme que cierra, es gente que queda sin trabajo”.

“Llegó el momento de poner el hombro, sin perder la fuente laboral. Es momento para sobrevivir y poder salir de ésta juntos, unidos y fortalecidos.”, concluyó.