Marcelo Iglesias, presidente de la Cámara de Agentes Oficiales de Loterías y Afines de la provincia de Buenos Aires (CAOLAB) manifestó en  AIRE BONAERENSE que la situación del sector es crítica ante la paralización de la actividad a raíz de la cuarentena.

“En este mes de cuarentena, se está resintiendo mucho la situación económica de los agencieros”, sostuvo.

Explicó que “las agencias son una fuente importante de ingresos y recursos económicos, que son derivados acción social sanidad y seguridad, los tres pilares que se necesitan en la actualidad”.

Iglesias contó que, desde el Gobierno, esta semana tuvieron noticias sobre diferentes beneficios que pueden solicitarlo a través del AFIP, destinados al pago de aportes patronales y una ayuda del 50% para el pago de sueldos de empleados. “No es una solución pero sí un paliativo”, explicó.

Desde la Cámara solicitaron “un crédito para afrontar la situación y nuestra subsistencia. No queremos que nos regalen nada”.

En ese sentido, contó que enviaron un proyecto al directorio del Bapro para que, con su garantía, habilitaran una linea de crecidos: “eso se está estudiando. Esperemos se resuelva rápido para que, por lo menos, nos puedan tirar una soga”.

El sector se encuentra parado desde el comienzo del aislamiento social, preventivo y obligatorio. Iglesias reveló que desde el directorio del Instituto se “solicitó la apertura de la actividad para mostrar la recaudación y para que se reactive el trabajo”, ya que “lo que recaudamos desde las agencias es alrededor de 2.500 millones de pesos mensuales, implica un gran aporte que después es distribuidos a las instituciones de acción social sanidad y seguridad”.