El ministro de Desarrollo Productivo lo afirmó en el marco del desarrollo de la nueva etapa del plan Argentina Programa
En el contexto del desarrollo de una nueva etapa del plan Argentina Programa el ministro de Desarrollo Productivo Matías Kulfas destacó las oportunidades laborales que brinda la formación en programación a los jóvenes de todo el país. En este sentido afirmó que “Formarse en programación significa prácticamente conseguir un puesto de trabajo” a radio FutuRock.

En este marco, destacó además que la “actividad tiene muchísima demanda laboral” ya que actualmente hay “9.000 búsquedas activas de personal de programación en toda la Argentina”. En esta línea señaló que “vemos que hay una oportunidad enorme para que muchos pibes y pibas del país puedan conseguir trabajo”.

Por otro lado, en la presentación del presidente Alberto Fernández durante la jornada del lunes, se profundizó en la actualización de la segunda etapa de Argentina Programa. En este sentido, la inscripción se abrirá en septiembre y permitirá capacitar a 65.000 jóvenes hasta fin de año, a la vez que dispondrá de un subsidio para la compra de computadoras y conectividad.

En lo que respecta a lo estipulado por el Plan, cada joven que cumpla con requisitos de avances en el curso tendrá la posibilidad de acceso a una tarjeta de débito del Banco Nación con $100.000 de subsidio en Aportes No Reembolsables (ANR) para adquirir computadoras, y pagar costos del transporte público. Asimismo adquirirá un estímulo del Ente Nacional de las Comunicaciones (Enacom), que otorgará tarjetas para conexión gratuita a internet.

En cuanto a los requisitos de ingreso al programa se pauta la imposibilidad de ser menor de 18 años y la necesidad de haber terminado el secundario. Sin embargo, Kulfas indicó que hay planes “para los sectores más vulnerables que han tenido alguna dificultad al respecto”.

Por otro lado, la capacitación, que en la actualidad comprende a 7.000 personas, posee dos etapas: la primera consiste en un curso gratuito y virtual de dos meses sobre introducción a la programación, y una cursada en modalidad mixta durante seis meses con contenidos específicos según los perfiles más demandados por el sector. En este sentido, las dos etapas cuentan con una certificación conjunta del Ministerio de Desarrollo Productivo y la Cámara Argentina de la Industria de Software (Cessi).