“Lo que estamos viviendo en la Argentina se está viendo con una semana de anticipación en el resto de los países de la región con una suba exponencial de casos y a gran velocidad”, afirmó el viceministro de Salud bonaerense en declaraciones radiales.

El viceministro bonaerense manifestó su alarma por la rapidez con la que crecen los casos.
El viceministro de Salud bonaerense, Nicolás Kreplak, dijo este miércoles que la situación es “muy preocupante”, ante el aumento de casos de coronavirus en el país y la región, pero aclaró que “lo positivo es que estamos vacunando”, por lo que aseguró que “vale la pena hacer el esfuerzo de cuidarse”.

“Lo venimos advirtiendo, es una situación muy preocupante. Lo que estamos viviendo en la Argentina se está viendo con una semana de anticipación en el resto de los países de la región con una suba exponencial de casos y a gran velocidad”, afirmó Kreplak, en diálogo con Radio 10.

Puntualizó que “ya hace tiempo que se hablaba de una curva geométrica en la evolución de la progresión de casos, y si bien en nuestro país no tuvimos esa situación por las medidas de cuidado dispuestas por el Gobierno en la primera ola, y se logró achatar la curva, ahora crece muy rápido y en una velocidad que no habíamos visto antes“.

“Hay margen, pero es preocupante”, reconoció el funcionario de Salud, aunque sostuvo que “es necesario que nos pongamos en la cabeza esta situación” al comparar con octubre o noviembre del año pasado, cuando la cantidad de casos “era administrable”.

“Esta situación cambió dramáticamente, ahora vuelve a ser como los meses de junio o julio con el incremento de casos, y hay que pensar mucho en que hay que cuidarse y que las actividades tienen que ser las esenciales. Las que no son indispensables, como las salidas que no son necesarias, no hay que hacerlas”, dijo Kreplak.

Si bien indicó que la situación “puede ser peor, lo positivo en comparación con el año pasado es que estamos vacunando” y destacó que en los últimos días se entregaron 256 mil turnos para mayores de 70 años.

En ese sentido, el viceministro encabezó por la mañana la inauguración de un laboratorio móvil en la ciudad de Mar del Plata, donde insistió en que “nunca vivimos un crecimiento de casos con estas características, a esta velocidad y con esta peligrosidad”.

Si bien reconoció que “es comprensible” la preocupación y el pedido de los empresarios hoteleros y gastronómicos marplatenses para que la ciudad sea exceptuada de las nuevas restricciones, el funcionario pidió “poner por delante lo social y la vida” a la afectación económica del sector.

“Si en algunas semanas seguimos vacunando a esta velocidad ya va a haber un impacto serio sobre la letalidad. Necesitamos cinco o seis semanas para que se produzcan las defensas”, completó.

Respecto de la posibilidad de adoptar nuevas restricciones en caso de que continúen aumentando los casos, indicó: “Vamos a tomar las medidas necesarias, tratando de que impacten lo menos posible en los niveles productivos. Sabemos que impacto va a tener, pero también necesitamos pedirle a la población que no haga ciertas cosas, que se cuide un poco más”.

En línea con lo expresado ayer por el jefe de Gabinete bonaerense, Carlos Bianco, Kreplak dijo que la provincia analiza “retroceder a fase 3 a 110 distritos y que pueden con eso restringirse muchas actividades, sobre todo recreativas, sociales y culturales”.

Fuente: Télam.