La aclaración del gobernador se conoció en medio del reclamo de distintos intendentes del Conurbano bonaerense que cuestionan la flexibilización de la cuarentena en la Capital y exigieron al Gobierno porteño que dé marcha atrás y “endurezca las medidas”.

El gobernador bonaerense, Axel Kicillof, reivindicó este lunes la “coordinación permanente” entre la provincia y la ciudad de Buenos Aires en las medidas contra el coronavirus, pero advirtió que se reforzarán los controles para evitar la “expansión” de la pandemia en el conurbano.

La aclaración del gobernador se conoció en medio del reclamo de distintos intendentes del conurbano bonaerense que cuestionan la flexibilización de la cuarentena en la Capital y exigieron al Gobierno porteño que dé marcha atrás y “endurezca las medidas”.

“No podemos permitir que decisiones de la Ciudad pongan en riesgo a la población de la Provincia”, sostuvo Kicillof, quien, no obstante, buscó poner paños fríos, tras los cruces con el gobierno porteño por el relajamiento de aislamiento social en la ciudad, a partir de la apertura de nuevos comercios de cercanía que impactan en el movimiento de personas desde el Gran Buenos Aires.

En declaraciones a Radio Provincia, el gobernador rechazó que exista malestar con el jefe de Gobierno Porteño, Horacio Rodríguez Larreta. “Tratan de generar discordia con el jefe de gobierno porteño, pero estamos en coordinación permanente”, dijo, tras recorrer junto al intendente de Avellaneda, Jorge Ferraresi, el nuevo Depósito Fiscal Integrado de la localidad de Sarandí.

El gobernador, juzgó que entre ambos distritos hay “una situación de gemelos siameses” y, por esa razón, adelantó que se implementarán “controles estrictos” para evitar que el ritmo de contagios que se evidencia en la Ciudad, especialmente en villas y barrios populares, se traslade al territorio bonaerense.

Preocupados por el aumento de casos positivos en la Ciudad y las posibles consecuencias en sus distritos, intendentes del conurbano bonaerense, como Ferraresi, Mayra Mendoza (Quilmes) Juan José Mussi (Berazategui), Andrés Watson (Florencio Varela), entre otros, salieron desde el viernes pasado a cuestionar la flexibilización de la cuarentena en la Capital.

Frente a ese escenario, Kicillof aseguró que su gobierno está “muy alerta de lo que pase” porque “no hay nada que no haga la Ciudad de Buenos Aires que no afecte a la Provincia”.

“Vamos a poner controles muchos más estrictos porque la realidad es que la ciudad tiene más contagios que la provincia”, planteó, y, aunque subrayó que existen “diferencias muy grandes, territoriales y con la forma de trabajar”, aseguró que no se trata de una “crítica”, si no “simplemente marcar que el despliegue territorial (en la provincia) es muy distinto”.