Por este motivo y para avanzar con el pedido, se realizó una reunión de la que participaron miembros del Gobierno local, representantes del INTA y entidades agropecuarias.

El encuentro fue convocado por ediles de la comisión de Desarrollo del Concejo Deliberante a pedido de los ruralistas debido a las extensas sequías y altas temperaturas que afectan a la zona pampeana, que ya provocó daños irrecuperables para la producción agrícola.

En los próximos días el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) llevará a cabo un informe sobre las condiciones mencionadas en la región, que deberá ser avalado por el intendente y así llegar hasta la gobernación provincial para que entre en vigencia la emergencia, con los beneficios correspondientes para el sector.