El intendente de Tigre habló en el programa radial AIRE BONAERENSE sobre la situación que atraviesa el municipio en materia sanitaria y económica ante la llegada del coronavirus.

Julio Zamora explicó que desde el inicio y una vez decretada la pandemia por COVID-19, desde la Comuna “tuvimos la posibilidad de trabajar con la Provincia”. En ese sentido, confirmó que “ya estamos finalizando las obras del hospital provincial”.

Por su parte, manifestó que se están llevando testeos sólo en caso de consultas y no de manera masiva en asentamientos, como realizó la provincia de Buenos Aires y CABA.

En cuanto a la situación de las empresas locales, sostuvo que en el día de ayer el Gobernador Axel Kicillof autorizó la apertura de la industria automotríz. Además, sostuvo que aguardan el aval para que funcione también la industria metalúrgica, naval, construcción y plástica.

En ese contexto y en cuanto a la vuelta al trabajo, explicó que “cada empresa tiene un protocolo dispuesto por la Provincia, que establece que tienen que utilizar transporte propio”, para evitar que los empleados viajen en transporte público.

En cuanto a la situación económica del municipio, Zamora aseguró que la pérdida fue de entre 800 y 900 millones de pesos. Si bien recibieron 124 millones de pesos de ayuda de Provincia, no alcanza para superar el déficit que tiene la Comuna ante la crisis. “Sabemos que hay una gran diferencia, pero esto nos ayuda a terminar bien este mes”, sostuvo.

“Esta pandemia van a dejar cicatrices que van a tardar en sanar, tanto en las conductas de las personas, como en el trabajo de las empresas y va a generar un impacto en la gestión política. Deberemos adaptarnos”, opinó Zamora.

“Lamentablemente, tanto a Alberto como a Axel les tocó esta situación que produjo un trastrocamiento a nivel nacional. Pero las medidas que tomaron han tenido un amplio consenso”, concluyó.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA COMPLETA