En el marco del acuerdo entre el Centro Ana Frank Argentina, el Ministerio de Justicia y Derechos Humanos de la provincia de Buenos Aires y la embajada de los Países Bajos, se realizó el cierre de la primera etapa del programa “Convivencia, Inclusión y Género. Vínculos y Perspectivas para el Futuro”, que impactó en 90 jóvenes en contexto de encierro de cárceles de La Plata y Bahía Blanca.

El encuentro se desarrolló de manera presencial en la Unidad 1 Olmos, dependiente del Servicio Penitenciario Bonaerense, y contó con la participación vía remota del Juez de la Suprema Corte, Sergio Torres, el ministro Julio Alak, y el director del Centro Ana Frank, Héctor Shalom, entre otras importantes autoridades.

El programa cuenta con el apoyo económico de la Embajada del Reino de los Países Bajos, y consta del dictado de talleres para la concientización sobre la violencia de género en Unidades Penales que alojan a jóvenes adultos y en la Escuela de Cadetes del Servicio Penitenciario Bonaerense.

Se trata de encuentros semanales de 90 minutos durante 12 meses en los que se impulsan talleres de reflexión, escritura, literatura y teatro.

La intención de estos talleres es brindar recursos para reflexionar y transmitir aprendizajes e ideas sobre violencia de género, incluyendo historias de vida, procesos de detección temprana, situaciones frecuentes, derechos específicos, relación con pobreza, embarazos tempranos y violencia doméstica, femicidio, intimidad, dominación, agresión, abuso, campañas de prevención y sensibilización, entre otros.

En el cierre de la primera etapa del Programa participaron el subsecretario de Política Penitenciaria, José González Hueso y el Director Provincial de Políticas de Inclusión, Marcelo Iafolla, directora de Deportes y Cultura, Claudia Rodríguez.