El distrito de Saladillo se encuentra aún en fase 2, pero desde el gobierno municipal, el intendente insistió con la presencialidad en las escuelas “respetando protocolos estrictos”

La ciudad de Saladillo aún se encuentra en el segundo sistema de fases y, debido a ello, las clases presenciales están prohibidas. Sin embargo, el intendente José Luis Salomón apeló a la presencialidad escolar bajo estrictos protocolos.

En relación a ello, el jefe comunal  dijo: “Nosotros lo hemos planteado públicamente, las clases volvieron fundamentalmente en el Gran Buenos Aires, pero no en el interior. Saladillo está en fase 2, y entendemos que no podemos volver a clases presenciales además de tener prohibidas algunas actividades”. 

En diálogo con el programa “Aire Bonaerense”, que se emite por Radio Classique,  Salomón habló de la situación epidemiológica del distrito explicó que “Saladillo siempre fue un municipio que tiene un número intermedio en cuanto a contagios, en cuanto a números, estamos testeando mucho a través del municipio. Nosotros contamos con un Hospital provincial, no municipal y eso nos obliga a trabajar afuera ”.

Asimismo, destacó ”el malestar social” que tiene la ciudadanía ya que “la gente a mitad de junio tenía un nivel de cansancio, de ansiedad y necesidad que había dos alternativas: o buscamos un método para permitir una actividad controlada, lo máximo posible o se producía lo que ha ocurrido en varios lugares, donde la gente lo hace por sí misma. (…). Nosotros no somos un municipio que dice acá tenemos todo cerrado y resulta que por abajo está todo abierto. Preferimos dar la cara y decir esta actividad la vamos a permitir, y esta no porque es de contacto. En principio, nos manejamos con ese criterio”. 

“El municipio siempre trató de ubicarse en el punto medio”, agregó, en referencia a la polémica entre quienes desean que se cierren todas las actividades a causa de la pandemia, y quienes apelan que debe abrirse todo tipo de actividad sin juicio alguno. La elección, continuó, se debe a “intentar buscar equilibrio, sin dejar de oír todas las demandas sin fanatizarse ni con una, ni con otra. Las decisiones del comité de emergencia no son para dejarlos conformes”.

“Por eso entendemos que en saladillo podrían haber clases, porque hemos hecho controles desde el municipio, y el nivel de contagio era mínimo, ínfimo. El ámbito de la escuela es un espacio formativo como pocos, es el único lugar que nos permite al Estado formar, que nos permite tener al chico en una situación de control y formación”, detalló.