El inmunólogo e investigador del Conicet se refirió a la la vacuna Sputnik V y dijo que “los reportes de casos adversos han sido casi inexistentes”

Jorge Geffner, inmunólogo e investigador del Conicet, habló AIRE BONAERENSE sobre las vacunas que fueron compradas por el Gobierno Argentino. Sostuvo que se encuentra en fase 3 y dijo que “los reportes de casos adversos han sido casi inexistentes”

El especialista se manifestó en desacuerdo con la desconfianza hacia la vacuna rusa Sputnik V. “No entiendo bien por qué”, dijo respecto a las dudas, y explicó que “hay 11 vacunas que están en el top superior en todo el mundo, dentro de esas vacunas está la Sputnik”.

Luego detalló que “todas han culminado fase 1 y fase 2 y han publicado resultados, ahora todas están atravesando fase 3”.

los reportes de casos adversos han sido casi inexistentes, por lo tanto, todas las vacunas son seguras

En ese sentido, agregó que “ya hay miles de personas que están participando en todos estos estudios de fase 3 y los reportes de casos adversos han sido casi inexistentes, por lo tanto, todas las vacunas son seguras”.

Sobre por qué podría llegar antes la vacuna rusa que las otras, dijo que “Rusia almacenó millones y millones de dosis, lo que quiere decir que no tenemos que esperar a que las produzca porque ya las tiene”. Y agregó que “no sabemos si será diciembre o enero” la fecha de su llegada.

“La fase 3 completa se prolonga un año, un año y medio”, explicó Geffner, “en tres meses si vos ves resultados notablemente buenos podés pedir una autorización de excepción y te lo puede dar la ANMAT”.

hay que ser muy responsables con el hecho de sembrar temores que no surgen de la realidad

Además, dijo que Sputnik V, en su estructura, “es muy parecido a lo que tiene Oxford, AstraZeneca, la china y la de Johnson & Johnson”, y señaló que “hay que ser muy responsables con el hecho de sembrar temores que no surgen de la realidad”.

Respecto a la duración de la vacuna, el especialista sostuvo que “tenemos estimaciones” y que “en general, por lo menos por 7 a 9 meses los niveles de anticuerpos en el paciente que se recuperan de la infección siguen relativamente altos, que nosotros estimamos que son protectores”.

“Lo más probable es que no tengamos una vacuna como la del sarampión sino una similar al de la gripe de aplicación anual”, sostuvo, y agregó que “por un par de año vamos a tener que aprender a convivir” con el virus.

Finalmente, Geffner expresó que “si nosotros no logramos masificar el empleo de la vacuna durante el verano tenemos el riesgo de caer en una segunda ola como la de Europa”.