El intendente de Chascomús habló en AIRE BONAERENSE sobre la decisión de la Comuna de dar marcha atrás con la flexibilización de la cuarentena: “Lo que hizo que volviéramos para atrás fue pasar de 2 a 5 casos”, explicó.

Los tres resultados positivos por covid-19 registrados el sábado en la noche en Chascomús fueron “un golpe muy duro” para la municipalidad. Ante el alerta por llegar a un total de cinco contagios en el lapso de 15 días, las autoridades anunciaron la vuelta atrás en algunas de las excepciones dadas a diversas actividades durante los últimos días.

Debido a que el Hospital municipal se convirtió en el principal foco de contagio de coronavirus en Chascomús, el municipio decidió evacuar a todos los pacientes y suspender la atención por consultorios externos. En el lugar solo se encuentran los casos positivos y el mínimo de personal sanitario y médico para la atención de los mismos.

De acuerdo a datos suministrados por las autoridades locales, hay 5 casos confirmados, 13 casos en estudio y 132 personas en aislamiento preventivo. La mayoría de ellas pertenecen a profesionales y trabajadores del hospital. Algunos se encuentran en sus propios domicilios y otros fueron trasladados hasta el hotel Hotel Howard Johnson.

Del total de contagiados, cuatro son empleados del hospital y el quinto es un anciano del geriátrico local que estaba siendo atendido en ese centro de salud.

“Como no está determinado cuál es el problema por el cual se contagiaron estas personas en el Hospital, decidimos suspender momentáneamente las salidas recreativas”, explicó el intendente, Javier Gastón. Pero aclaro que no fue “por que la gente se comportó mal”, sino para “evitar un espacios comunes, ante la aparición de casos de coronavirus”.

En ese sentido, sostuvo que “la gente no ve mal que hayamos vuelto para atrás porque hay una preocupación muy grande, por eso los vecinos acompañan. Hoy la ocupación y la cabeza están puestas en contener a los Chascomunenses”.

ESCUCHÁ LA ENTREVISTA COMPLETA