El robo e intento de secuestro ocurrieron el sábado pasado junto a la plaza ubicada en Corrientes y Unamuno, Quilmes. Los dos sospechosos se trasladaban en una furgoneta Peugeot Partner azul, cuya patente estaba adulterada.

La imagen de una cámara de seguridad que filmó el momento del ataque.

Dos jóvenes fueron interceptadas por dos delincuentes que se trasladaban en camioneta, uno de los cuales se bajó, forcejeó con una de ellas y le robó el celular en el partido bonaerense de Quilmes, aunque por la modalidad del hecho se investiga si además intentaron secuestrarla, informaron este lunes fuentes judiciales y policiales.

Es que según contaron las dos chicas, mientras uno de los asaltantes bajó a correr a una de ellas, el otro desde adentro del rodado daba las órdenes y le decía a su cómplice “subila, subila”.

El episodio, dado a conocer este lunes, ocurrió alrededor de las 15 del sábado pasado en inmediaciones de la plaza ubicada en Corrientes y Unamuno, de ese partido del sur del conurbano bonaerense, por donde las dos jóvenes caminaban.

En esas circunstancias, dos hombres a bordo de una camioneta Peugeot Partner azul pasaron por al lado, de repente detuvieron la marcha y uno de ellos bajó y se encaminó hacia las amigas armado.

A punta de pistola, el delincuente corrió y atrapó a una de las chicas, con quien forcejeó hasta quitarle el celular, con el que escapó junto a su cómplice en la camioneta.

Todo el episodio quedó registrado en un video tomado por una cámara de seguridad de la zona que se hizo viral.

Según fuentes policiales, los efectivos tomaron conocimiento del hecho a partir de la denuncia de una de las víctimas, identificada como Lara Espinoza (20).

Fueron veinte segundos pero en ese momento pareció infinito, no se terminaba nunca. Estábamos caminando para la parada del colectivo, de la nada aparece una camioneta, baja un hombre y nos apunta, nunca nos dijo nada pero el que estaba adentro de la camioneta sí, era el que gritaba y daba las ordenes”, contó este lunes a la prensa Melanie, amiga de Lara y también víctima del hecho.

La joven contó que al ver al delincuente ambas salieron corriendo, aunque el hombre que había bajado agarró a su amiga, que se tiró al piso con peso muerto y se hizo “bolita” mientras gritaba.

“No sé, fue impulsivo (tirarse a suelo), no lo pensé, escuchaba que decían ´subila, subila’ desde arriba de la camioneta. Al final me suelta y me saca el celular como para no irse con las manos vacías”, contó por su parte Lara, la joven atrapada por el agresor.

En tanto Melanie, quien vio toda la situación, agregó que en un principio se paralizó por miedo aunque luego pudo reaccionar,

“Yo había salido corriendo y al ver la situación, al principio, me paralicé, tenía mucho miedo, veía como un flaco tenía a mi amiga en el piso, la arrastraba por toda la zanja con una pistola en la mano y tenia miedo de que por meterme me metieran un tiro, Pero no me importó, nunca iba a dejar que se la lleven, así que me metí igual, me tiré encima de él y le pedí que la suelte”, recordó.

Las jóvenes contaron que en ese momento empezó a sonar la alarma vecinal y que el hombre que estaba a bordo de la camioneta le dijo al otro “ya fue, dejala”, momento en que Lara fue despojada de su celular y liberada.

Tras ello, ambas amigas corrieron unos metros tras la camioneta y lograron obtener el número de patente, que aportaron al momento de realizar la denuncia.

Lara contó que tras denunciar el episodio en sede policial advirtió que en el papel que le dieron no hicieron constar que ella dijo que había escuchado al delincuente decir que quería subirla a la camioneta y que para ella se trató de un intento de secuestro.

“A la policía se lo dije varias veces y como me sacaron el celular dijeron ‘bueno, fue un robo’. Cuando me dieron los papeles no decía eso, decía robo nada mas”, agregó.

Las víctimas contaron que tras conocerse lo que les sucedió varias chicas se comunicaron con ellas para decirles que les había ocurrido algo similar con esa camioneta

Desde la policía informaron que por el momento las sospechas apuntan a un robo y que la patente que llevaba colocada la camioneta de los delincuentes pertenecería a otro vehículo.

No obstante, voceros judiciales consultados por Télam dijeron que si bien por el momento se labraron actuaciones por el delito de “robo”, no se descarta ninguna hipótesis de lo ocurrido y se trabaja en base a las imágenes, testimonios y demás evidencia surgida de la pesquisa.

En la causa interviene la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) 4 del Departamento Judicial de Quilmes, a cargo de Karina Gallo.