La concejala del Frente de Todos opinó acerca de la llegada de fondos desde el Gobierno Bonaerense con la finalidad de pagar los sueldos de los trabajadores comunales.


La concejala del Frente de Todos María Inés Laurini brindó su parecer acerca de la llegada de fondos desde el Gobierno Bonaerense al Municipio destinados a pagar los sueldos de los trabajadores comunales del Partido de Azul.

“La gestión municipal no tiene planificación en sus principales áreas. Con el gasto del personal, el intendente Bertellys viene poniendo como excusa desde hace seis años, pero no es una variable que determine esta situación crítica que tiene el Municipio” explicó.

En diálogo con Infocielo, la concejala Inés Laurini, señaló que la asistencia por parte de la Provincia “no es la primera vez que ocurre’. Ya el año pasado la Provincia giró más de 70 millones como fondos no reintegrables, muchos de los cuales se asignaron al pago de salarios” dijo.

Sobre el caso más reciente, dijo que “nos acercamos a la información porque el ministro Insaurralde lo publicó, pero en realidad no fue comunicado a la ciudadanía azuleña por parte de la gestión municipal. Hoy por la mañana vimos una publicación que hizo el Jefe de Gabinete, Alejandro Vieyra, informando que había sido una cifra de alrededor de 25 millones de pesos” comentó.

Ante la consulta acerca de en qué condiciones se encuentran las arcas de la comuna, Laurini respondió que “el Municipio de Azul realmente tiene un serio problema financiero”.

“La gestión del intendente Bertellys supuestamente venía a sanear la situación financiera del Municipio pero -año tras año- vemos cómo se incrementan no sólo la deuda flotante sino fundamentalmente la deuda consolidada. No han podido resolver ese problema”, explicó la concejala del Frente de Todos, quien paso seguido refirió que “van manejando la situación del déficit financiero en vinculación con los procesos electorales”.

Por último, Laurini opinó sobre las acusaciones de querer “politizar” el tema como parte de la campaña, realizadas desde el gobierno de Azul, y remarcó: “Los concejales que formamos la comisión de Presupuesto tenemos la obligación de realizar un análisis del presupuesto, la rendición de cuentas y un control periódico del formulario de la ejecución presupuestaria, en lo personal es algo que hago con una periodicidad que cualquiera que siga mis intervenciones al Concejo Deliberante lo puede observar. No entiendo la cuestión de vincular el trabajo de un concejal de la oposición con cuestiones electoralistas”.