Consiguieron su quinta medalla en la historia tras perder con Holanda por 3-1

Pese a la derrota con Países Bajos en la final por 3 a 1 la medalla se festejó como el oro. El equipo dirigido por Carlos Retegui jugó de menor a mayor, potenciando el rendimiento del equipo a lo largo de toda la competencia.

Respecto a la fase de grupos, Argentina obtuvo tres victorias y dos derrotas, clasificó a cuartos y arrasó camino a semifinales con un 2-1 contra India. Esta final fue la revancha para Las Leonas, que en Río 2018 se quedaron sin podio tras perder en la misma instancia.

Esta final contó con un Países Bajos que dominó el partido con el 60% de posesión. Las chicas argentinas se toparon con un equipo sólido en defensa y fuerte en ataque, efectivo y contundente en el córner corto. En este sentido, los tres goles de las naranjas llegaron por esta vía, con arrastradas de Van Maasakker a los palos Belen Succi.

El descuento para Argentina también fue a través del corto con Agustina Gorzelany y una arrastrada precisa mandó la bocha entre las piernas de la arquera holandesa. Marcó así el único gol para el conjunto albiceleste.

Durante el tercer y último cuarto, las leonas mejoraron la posesión y generaron más penetraciones al circulo rival, que no bajó su rendimiento. Pese al enorme esfuerzo a la Argentina no le alcanzó para dar vuelta el resultado y fue medalla plata. Sin embargo, aunque existió tristeza por no obtener la presea que le falta a las leonas, la plata se festejó como un oro olímpico, con emoción y alegría.

Los Juegos Olímpicos son una de las competencias más importantes en el mundo del hockey. El equipo femenino no ha bajado de los primeros puestos desde Sydney 2000. Esta es la quinta medalla en la historia del hockey femenino argentino; Sydney 2000 – plata; Atenas 2004 – bronce: Beijing 2008 – bronce: Londres 2012 – plata: Tokio 2020 – plata.