Luis Cámera, Médico clínico y miembro del Comité Asesor del Presidente Alberto Fernández, se refirió al contexto epidemiológico. Dijo que la vacuna va a llegar pero “hay que ver el mientras tanto”.

El médico clínico y miembro del Comité Asesor del Presidente Alberto Fernández, Luis Cámera, analizó la situación epidemiológica en el país. El especialista sostuvo que “la vacuna va a llegar”, pero que “hay que ver el mientras tanto”.

En diálogo con AIRE BONAERENSE, dijo “quédense tranquilo que la vacuna va a venir, el problema es cuándo y cómo”.

En ese sentido expresó que “tenemos dos vacunas muy buenas” y que “nosotros vamos a tener prioridad en los tiempos de distribución y un valor acotado”.

“En el mientras tanto”, explica Cámera, “estamos en el AMBA en el momento más crítico, la Capital Federal está en un estado de equilibrio alto, y áreas del conurbano ya están empezando a entrar en un estado de equilibrio, pero en muchas áreas está aumentando el número de casos que preocupa un poco”.

En cuanto al aislamiento, el especialista dijo que hay actividades económicas “muy importantes que se liberen, pero debo ser sumamente cuidadoso con todo lo que tenga que ver con entretenimiento, divertimientos, reuniones familiares, porque en esas situaciones que son más contagiadoras que ir a un lugar y comprar fideos, es donde teneos que poner todas las pilas en cómo nos tenemos que cuidar”.

“La sociabilización es algo muy importante”, mencionó el médico, “pero durante meses la tenemos que dejar de lado, hacer un esfuerzo sobrehumano, porque sino tendríamos brotes más grande, no se termina de bajar esta meseta alta que tenemos, y el riesgo hipotético de que si no hacés bien las cosas, el virus se dispare”.

En ese sentido, Cámera dijo que “el virus está presente. No se va. Significa que, hasta que tengamos la masividad de la vacuna a lo largo de 2021, vamos a tener que cambiar todos nuestros hábitos”.

Finalmente se refirió a la movilización convocada para este 17 de agosto contra las medidas adoptadas ante la pandemia, y expresó que “lo bueno es que la gente se expresa y defiende su ideología, el problema es que lo tiene que hacer con mucho cuidado porque puede tener un mal fin”.