Así lo manifestó el analista político Roberto Bacman, director ejecutivo del Centro de Estudios de Opinión Pública, quien evaluó el contexto que atraviesa el país por la pandemia y las dificultades que enfrenta el gobierno

El analista político Roberto Bacman dialogó con AIRE BONAERENSE para dar su mirada sobre la situación actual de la Argentina en el contexto de la pandemia por el coronavirus.

En ello, el especialista dijo que el país está atravesando dos situaciones muy importantes. “La primera y fundamental es la de la pandemia”, sostuvo, “creo que esta va a ser en la historia de la humanidad una esas situaciones históricas que quedan impregnadas para siempre. No hay una crisis similar”.

Según explicó Bacman, “la gente entiende” las medidas que ha tenido que tomar el gobierno y sostuvo que “la cuarentena tiene más adeptos que enemigos”. “La gente sabe que el riesgo sanitario era muy grande”, explica, “que Argentina tuvo que determinar una cuarentena muy temprana para poder preparar el sistema de salud, que lo está logrando, a pesar de que hay distintas versiones con relación a los números que están trascendiendo”.

“La otra cuestión muy complicada”, dice, “porque no hay proyección que te pueda definir dónde está el pico, es que pueda haber rebrote”.

En ese sentido “ha crecido, en la población, el miedo, ha crecido la preocupación, la incertidumbre, porque ningún gobernante tiene la capacidad de darle certidumbre a la población”.

En cuanto al segundo facto, el analista explica que “Argentina es débil económicamente, a diferencia de otros países”. Y dijo que “acá no sabemos de dónde va a venir la plata y encima estamos rogando que los acreedores internacionales nos permitan terminar con el oprobio de la deuda externa para poder pensar hacia el exterior y poder armar algún tipo de plan económico posible para empezar a salir de esto”.

Luego detalló que “el primer paso para cualquier plan económico es resolver la deuda externa” y mencionó que “si Argentina entra en default es un panorama, y otra cosa es arreglando esta deuda externa que sea sustentable, que sea pagable, en un mundo que, salido de esta pandemia, va a necesitar muchos productos primarios”.

En ese sentido dijo que “esto nos va a permitir a nosotros volver a tener una balanza comercial positiva, volver a juntar dolares, y desde ahí mirar hacia adentro”.

“El presidente no puede hablar de un plan económico porque es muy difícil en esta intersección”, dijo Bacman, “y la gente lo entiende así”.

“La gente todavía no ve un plan concreto de la economía en Argentina y lo que hay son parches”, agrega.