Desde la Asociación de Guardavidas de Bariloche rechazaron a través de un “silbatazo

Miembros de la Asociación de Guardavidas de Bariloche rechazaron a través de un “silbatazo” que llevaron a cabo en el Centro Cívico, las “rebajas salariales, el recorte de personal y el cercenamiento de derechos laborales”, a los trabajadores del sector, situación que adjudicaron a los “recortes” presupuestarios aplicados por el gobierno local.

“Una vez más el Municipio hace recortes de todo estilo, económicos, de derechos y de personal, el año pasado trabajamos desde el 12 hasta el 28 de febrero por una orden judicial, el resto del verano no hubo servicios de guardavidas, y este año a partir de las reducciones salariales y quita de derechos se pretendió organizar un servicio que no está funcionando”, indicó  Juan Rapaport, secretario general de la Asociación de Guardavidas de Bariloche.

La Asociación denuncia que el “flagrante incumplimiento por parte de las autoridades municipales, de lo que dispone la legislación nacional vigente en lo referente a la seguridad en las playas públicas de la ciudad, al mismo tiempo que se está produciendo un total avasallamiento de los derechos laborales de los trabajadores guardavidas municipales”.

Los guardavidas rechazaron las condiciones laborales determinadas por las autoridades municipales y sostienen que “una rebaja salarial del 13%, una disminución de la extensión de la prestación del servicio, el no pago de feriados trabajados y el desconocimiento de la antigüedad de los trabajadores con estabilidad en el cargo”.

De acuerdo a los trabajadores y teniendo en cuenta el inicio de la temporada, resultaron contratados 19 guardavidas para brindar seguridad en 8 playas, significando una reducción de más del 50% del personal con respecto a años anteriores y a la efectiva necesidad de garantizar la seguridad de los bañistas.

“El reclamo de estabilidad laboral, salarios y condiciones de trabajo acordes a las responsabilidades que asumen, y la contratación de personal suficiente para brindar el servicio en la totalidad de las playas más concurridas de Bariloche”, son reclamos que se “vienen repitiendo en los últimos años, sin obtener respuestas satisfactorias”, señalaron desde la Asociación. 

Se espera una temporada de verano récord en Bariloche, las reservas existentes hasta la fecha para los meses de enero y febrero lo indican, y se fundan en puntos tales como el éxito del programa Pre-Viaje, la elección de las familias argentinas de viajar dentro del país.