Así lo afirmó el docente en Economía de la UNLP y el director del “Centro de investigaciones en Economía Política y Comunicación” (Ciepyc). Además, analizó la situación de la deuda externa e interna, las renegociaciones del gobierno y la inflación

El director del “Centro de investigaciones en Economía Política y Comunicación” (Ciepyc) y docente de Economía en la UNLP, Gerardo De Santos dialogó con el programa radial “Aire Bonaerense” emitido por “Classique” sobre la situación económica que atraviesa la Argentina. En este sentido, habló de la importancia de reformar la situación tributaria y liberar de pagos a la clase media. Asimismo, problematizó la deuda histórica que se tomó durante el gobierno de Mauricio Macri, los intereses que posee y ahondó en la situación inflacionaria que presiona la capacidad de poder adquisitivo que poseen los salarios

“Estamos en una inflación anual del 50% (…) da la impresión de que así va a mantenerse durante todo el año. En los últimos meses dan ese valor y probablemente el año cierre en un número de esa índole y hay un agravante y es que los alimentos están subiendo por encima del promedio. Podríamos decir que en términos generales los salarios están cayendo hace cuatro años. Por lo menos este año no parece tener una solución acorde o dentro de las pretensiones”, afirmó De Santos.

En cuanto a la situación de deuda externa que posee la Argentina afirmó que “ha habido una buena negociación de la deuda privada con acreedores extranjeros, pero falta renegociar la deuda con el Fondo Monetario Internacional (FMI) que son 45 mil millones de dólares lo cual es mucho, el crédito más grande de la historia del Fondo, el salvataje más grande de la historia y es el dato más grande para dimensionar la magnitud del problema en el que estábamos durante el otoño del 2018 lo cual hizo que el peso se devalúe”.

Por otro lado aseveró que “la situación tributaria en Argentina tiene que mejorar. Hay que recaudar más pero no sobre la clase media. Diría que con la Ley de Ganancias se apuntó un poco a eso pero hay mucho trabajo por hacer. Los ricos en Argentina pagan muy pocos impuestos y la clase media en Argentina paga muchísimos impuestos y los pobres no pueden hacerlo. Y si bien se habla de un estado ineficiente, la clase media mientras tanto paga una fortuna”.

“El país tiene que afrontar tres deudas; con los acreedores extranjeros privados, con los acreedores privados de legislación nacional y al FMI. Esas tres deudas suman 160 mil millones de dólares. Con un muy buen acuerdo, hay que pagar 5 mil millones de dólares por año de intereses. O sea que no pagaríamos nunca y estaríamos pagando siempre 5mil U$D anuales. Esa es la mochila”, concluyó.