Lo afirmó así el economista, director del Centro de Investigación en Economía Política y Comunicación al respecto de las expectativas devaluatoria post elecciones legislativas

 

Tras la presión y expectativa por una devaluación, el equipo del programa radial “Aire Bonaerense” dialogó con  el economista, director del Centro de Investigación en Economía Política y Comunicación, Gerardo De Santis. En este marco y al respecto, De Santis opinó “Devaluar es lo que quieren los exportadores pero no es lo que nos conviene a los que tenemos que comprar el aceite”.

“Hay una expectativa de devaluación fenomenal. El Estado está quebrado y encima vino una pandemia y el Estado tuvo que emitir. Los procesos de endeudamiento hacen que el dólar sea barato que generan una sensación de bienestar ficticia pero que eso no solo hay que pagarlo sino que después, en el interín que te endeudas destruís el empleo del ingeniero que fabrica un producto porque sale más barato traerlo”, afirmó De Santis.

“En 2018 íbamos a Santiago de Chile a traernos tres computadoras y ahora no podemos irnos de vacaciones ¿Por qué? Porque hicimos un desastre en el 2016 y 2017 quebramos en el 2018 y el dólar vale 180 cuando valía $18 ó $19, o sea diez veces más”, añadió.

Además señaló que “millones de argentinos cayeron en la pobreza como pasó en el 2001 cuando vino la crisis, como pasó en el 2018. La única diferencia que hay entre aquel momento y este es que la crisis es en cuotas. ¿Por qué en cuotas? Porque el FMI ayudó al gobierno anterior y a los especuladores financieros y ahora nos queda el dólar caro a nosotros para vivir”.

“Al Fondo le pagamos en estos términos y a los ricos les vamos a cobrar ese impuesto excepcional por única vez,  lo vamos a duplicar y se lo vamos a poner permanente. Vamos a aflojarle los impuestos a la clase media que paga mucho y esa sería la solución. Devaluar es lo que quieren los exportadores y los que tienen los dólares y es lo que no nos conviene a los que tenemos que comprar el aceite”, concluyó.