Dada la emergencia sanitaria por coronavirus, el concejal por el partido GEN,
Gastón Crespo, solicitó al Ejecutivo municipal que declare la emergencia en agua
potable e inste al gobierno provincial a intervenir la empresa ABSA.

A raíz de la pandemia que sacude al país, el concejal Gastón Crespo expuso: “Desde
hace meses estamos pidiendo con carácter de urgencia a la empresa que suministre el
servicio de agua potable adecuadamente, muchos vecinos sufrieron el padecimiento de la
falta de agua durante todo el verano. Hoy la situación es extrema porque además nos
vemos amenazados por una pandemia”.

“Una de las principales recomendaciones es mantener la higiene de manos, objetos y
viviendas, y es imposible llevarlo a cabo en aquellos hogares que no tienen agua o
reciben agua turbia o de dudosa calidad”, agregó.

A modo de ejemplo se refirió al barrio Los Hornos, donde las quejas por la falta del
suministro son cada vez más reiteradas. “Podemos dar cuenta de otras zonas que
también sufren esta situación: Gonnet, Villa Elisa, algunas zonas del Casco, San Carlos y
más”, aseguró el concejal.

A todo esto se suma la denuncia de que la empresa Aguas Bonaerenses SA ha reducido
la provisión de bidones de agua para las localidades de Gonnet y Villa Castells, afectadas
por el problema del agua salada.

Por estas razones, aseguró “le pedimos a ABSA que de forma urgente suministre agua
potable a los vecinos y, en caso de no hacerlo, exijo al Municipio y a la Provincia que
tomen cartas en el asunto para intervenir y sancionar a la empresa”.

“Hoy ABSA tiene siete plantas y sólo dos funcionan. Además, todas las cañerías que están rotas en toda la ciudad hacen que se pierda agua en el recorrido. A corto plazo, emparcharas sería una solución, pero la Provincia tiene que pensar una gran inversión a mediano plazo”, sostuvo.

“Declarar la emergencia en agua potable en toda la región se vuelve imperioso porque
necesitamos que todos los vecinos tengan acceso este servicio básico y puedan cumplir
las medidas preventivas para frenar esta enfermedad. La prioridad del Estado debe ser
garantizar esta posibilidad para todos”, concluyó Crespo.