Según informó el Indec, los supermercados vendieron en abril, en cantidades, 12,6% menos que en el mismo mes del año anterior y los shoppings, 22,9% menos. De este modo, acumularon 10 meses de retroceso.

De acuerdo a la “Encuesta de Supermercados”, el Instituto Nacional de Estadísticas y Censos calculó que las ventas a precios constantes (es decir, descontada la inflación) sumaron en abril un total de $23.097 millones, es decir una caída de 6,4% respecto de marzo y de 12,6% sobre abril de 2018.

A su vez, en la “Encuesta de Centros de Compras”, el Indec estimó que las ventas a precios constantes llegaron en abril a un total de $3.252 millones, o sea una baja de 7,4% respecto de marzo y hasta 22,9% sobre abril del año pasado.

“Como la suba de salarios estuvo por debajo de la inflación en el primer cuatrimestre, la capacidad de compra de la población se vio muy erosionada”, indicaron Nadin Argañaraz y Bruno Panighel, economistas del IARAF.