El coordinador general del Consejo Consultivo para el Desarrollo de La Plata lo afirmó tras el polémico discurso del Presidente de la UIA, Daniel Funes

Luego de que el presidente de la UIA Daniel Funes afirmara que “quien quiera entrar a una fábrica tiene que vacunarse” o no recibirá su sueldo; en una entrevista al programa radial “Aire Bonaerense” emitido por radio “Classique” dialogó sobre su postura el coordinador general del consejo consultivo para el desarrollo de La Plata, Francisco Gliemmo. En este sentido señaló: “Yo no he hablado estos días con el presidente de la UIA, pero he trabajado muchos años con él y lo conozco perfectamente. Sé que no fue su intención. A lo mejor uno a veces hace comentarios y se confunde”.

“El contexto en el que estamos en el que evidentemente atravesamos un momento económico y social en el país obviamente producto de la pandemia y las malas políticas de Estado y en una situación de extrema gravedad. Si nosotros pensamos que tenemos 40% de pobreza, más del 40% de personal que trabaja en la informalidad con decrecimiento del Producto Bruto Interno (PBI) de más del 12%. ¿Qué es lo que debe hacerse? La primer condición y prioridad es cuidarse. ¿Cómo se cuida? Con las condiciones y los protocolos que conocemos, pero, además, vacunándonos”, añadió Gliemmo.

Por otro lado, destacó que “la prioridad es cuidar la salud y cuidar el trabajo. El problema es que si no se cuida la salud, paralelamente no se cuida el trabajo y eso es lo que ha dicho el presidente de la Unión Industral Argentina (UIA). Depende de la interpretación, pero ninguna empresa está en condiciones legales para no pagar los salarios, todo lo contario. Además, el efecto PYME lo que busca realmente es proteger el capital más importante que es el trabajador”.

“Me parece que hay que sacarlo del contexto de que, si el trabajador no va, no va a cobrar. Es inviable totalmente, no tiene ningún sentido. Lo que hay que establecer es una política de difusión de educar de que es necesario vacunarse. Que es la protección más importante de la salud y paralelamente si cuidamos la salud, cuidaremos el trabajo que cada vez es menor y cada vez lo necesitamos más”, agregó.

Además, consideró que es importante que “pensemos como aportamos entre todos para saber cómo salimos de esta situación. Creo que lo más importante es a través de la educación y del ejemplo y lo más importante es que la educación, con más de un año sin escuela, veamos el ejemplo que ocurrió en Toyota; si uno necesita un personal, no lo puede incorporar porque no está con la mínima capacitación. Debería avergonzarnos a todos los argentinos”.

“Yo no he hablado estos días con el presidente de la UIA, pero he trabajado muchos años con él y lo conozco perfectamente. Sé que no fue su intención. A lo mejor uno a veces hace comentarios y se confunde. Pero no es esa la finalidad, es imposible, realmente imposible. No insistamos con cosas que son inviables. En lo que hay que insistir es en cómo nos cuidamos, cómo tratamos de difundir la necesidad de que se vacune todo el mundo, que en la Argentina no es ese el problema, sino que no tenemos vacunas. No estamos en Estados Unidos”, concluyó.