Las instalaciones irán acompañadas de capacitaciones en resucitación cardio pulmonar a los equipos de salud de dichos establecimientos.

Durante la semana que se inicia, en centros de atención primaria de la salud (CAPS), se realizarán las instalaciones de más desfibriladores externos automáticos (DEA) para facilitar la intervención ante un paro cardiorrespiratorio y evitar las severas lesiones ocasionadas por este trastorno, en el marco de la iniciativa impulsada por el intendente Andrés Watson de convertir a Florencio Varela en un municipio cardio-protegido.

El establecimiento de dichos elementos en los espacios públicos prevé distintas situaciones que puedan ocasionarse. Dicho instrumento sirve para revertir un ritmo anómalo en el corazón, denominado taquicardia ventricular: una arritmia con un alto porcentaje de mortalidad.

Las instalaciones irán acompañadas de capacitaciones en resucitación cardio pulmonar a los equipos de salud de los CAPS de los barrios San Eduardo, 20 de Junio, Km 26,700 y el CIC Don José, en donde a su vez serán instalados en cada institución un DEA.

Los nuevos desfribiladores se suman a los ya instalados en diferentes instituciones del distrito en el último tiempo, y en el marco de una planificación que impulsa la secretaría de Salud municipal, tendiente a constituir al distrito de Florencio Varela, en una ciudad cardio-protegida.