La joven de 26 años era madre de dos hijos y había sido vista por última vez hace 10 días. Su ex marido y su actual novio habían sido arrestados por falso testimonio tras varias incongruencias en sus relatos

En la madrugada del miércoles, el cuerpo de Camila Aldana Tarocco, la joven de 26 que estaba desaparecida hacía más de 10 días en Moreno, apareció dentro de una bolsa semienterrado en un descampado ubicado a 200 metros de la casa de su ex novio, que había sido detenido en el marco de la causa por la búsqueda de la víctima.

Camila, que era madre de dos hijos, había sido vista por última vez el sábado 4 de abril pasado cuando salió de su casa para tomar un colectivo hacia una sucursal bancaria en el centro de Moreno, donde debía retirar plata de un cajero automático.

El cuerpo de la joven, que será sometido a una autopsia en el transcurso de la mañana del miércoles, fue encontrado en un terreno sobre la avenida Monsegur, en las inmediaciones del Sindicato del Seguro, en la zona donde vivía su ex pareja y padre de sus hijos, según informó la agencia Télam.

Claudia Sánchez, la madre de la joven, había hecho la denuncia por la desaparición de su hija ante la Comisaría 1° de Moreno e indicó que las últimas personas que habían estado con ella fueron una vecina, su actual pareja y el ex marido.

“Con él estuvo hasta las 10, después volvió a su casa. Supuestamente el ex marido la llevó a la parada para tomar el colectivo y de ahí no se sabe más nada. El teléfono le andaba mal”, dijo la mujer a Infobae horas después de la desaparición de la joven, que se tornaba particularmente compleja para sus familiares en plena cuarentena total por la pandemia de coronavirus.

Tras una serie de incongruencias en sus testimonios ante la Justicia, la fiscal Luisa Pontecorvo, titular de la UFI 3 de Moreno-General Rodríguez ordenó su detención.

Noticia en desarrollo