Gran preocupación por la falta de pago de prestaciones efectuadas desde el mes de julio. Se deben alrededor de 700 millones y podrían cancelar el servicio.

El Instituto Obra Médico Asistencial, IOMA, aún no canceló las recetas dispensadas en julio y agosto, y adeuda el adelanto de las que se hicieron en septiembre. La deuda provincial supera los 700 millones, siendo las farmacias platenses las principales prestadoras del convenio.

En la reunión realizada se manifestó la imposibilidad de reponer el stock de medicamentos, lo que impactará directamente en la atención a los afiliados.

“Si bien entendemos que hay cambios recientes de autoridades en el IOMA, la realidad económica del sector hace que el servicio no se pueda sostener. Necesitamos un pago en las próximas horas ya que de no ser así, no hay manera de reponer los medicamentos y las farmacias se verán imposibilitadas de prestar el servicio a los afiliados” manifestaron las autoridades del Colegio local.