Así lo afirmó el candidato a diputado provincial por el partido Juntos

 

El candidato a diputado provincial por el Frente Juntos Fabián Perechodnik dialoogó con “Aire Bonaerense” emitido por radio “Classique”. En este marco, opinó sobre el contexto previo a las elecciones, reflexionó sobre lo que los llevó a perder en el 2019 y criticó fuertemente la gestión de Axel Kicillof en la provincia por lo que aseguró que “no se ve la gestión”.

Estas elecciones se dan en “un contexto político muy particular. Lo que estamos viviendo estas semanas en la ciudad de La Plata, con lo del Pata Medina, la inseguridad, las cosas que vemos que mientras los argentinos, los platenses estuvimos encerrados un año y medio, el gobierno liberó todos los presos que pudo. La cosa funciona al revés. Los ciudadanos y los vecinos en sus casas y los presos libres”, señaló Perechodnik.

Además añadió que “mientras tanto también nos dimos cuenta de que el gobierno estaba de fiesta mientras nosotros estábamos preocupados por ver que nos pasaba. Lo mismo las fotos y los videos. Vamos a este proceso electoral de una manera atípica pero vamos a plantearle a la ciudadanía que hay otras formas de manejar la cosa pública de otra forma y de ocuparse de los problemas que tiene la gente con tratamiento ético y público”.

Respecto a lo que ocurrió con el Olivos Gate, condenó: “Las cosas que hablan por sí solas, no necesitan explicación. Las fotos festejando un cumpleaños en la residencia presidencial de Olivos con las amigas y los amigos de la pareja del presidente mientras nosotros estábamos preocupados por qué nos pasaba, no necesita explicación, es autoevidente. Y lo que uno ve ahí son los privilegios del poder frente a la preocupación, angustia y tristeza de todos los ciudadanos que vivimos la pandemia”.

“Claramente el resultado electoral demostró que no pudimos estar a la altura de las demandas y expectativas que tenían sectores importantes de la ciudadanía. Por eso no nos acompañaron con el voto. Por el tema nacional, por las decisiones que tomamos en la provincia que no fueron las que se esperaban. Pero nos sirvió para dos cosas, para entender y aprender de eso y trabajar sabiendo que hay que superar esas cuestiones que no hicimos bien y hacer la autocrítica”, afirmó.

Sin embargo, concluyó: “Después de dos años del gobernador Kicillof y de Alberto Fernández, sobre todo en la provincia de Buenos Aires, me cuesta mucho hacer una evaluación sobre la gestión del Gobernador Kicillof, porque lo que no se ve es eso, la gestión.

No se ve la gestión. Hemos tenido un año y medio con el dedo levantado en el que nos decían qué podíamos hacer y qué no, a dónde podíamos ir y a donde no. ¿Gestión y hechos concretos? Muy poco. Siempre el discurso de la vuelta al pasado. Hacer política y construir para adelante si lo único que hacen es ir al pasado evidentemente porque no tenés ni cosas del presente, ni propuestas del futuro y eso ocurre con Kicillof”.