El doctor Reimundo Vigo Murga, Jefe del Servicio de Cirugía Plástica del Hospital Fiorito de Avellaneda, contó cómo fue su recuperación con tratamiento de plasma tras contraer coronavirus

Reimundo Vigo Murga, jefe del servicio de Cirugía Plástica del Hospital Pedro Fiorito de la localidad bonaerense de Avellaneda, superó el coronavirus hace algunas semanas, gracias a un tratamiento con plasma.

En diálogo con AIRE BONAERENSE, el especialista contó todo ocurrió el 25 de mayo cuando fue a comprar comida a un restaurante de Avellaneda. Si bien se encontraba aislado por pertenecer al grupo de riesgo, ese día decidió salir a buscar alimentos junto a su hijo.

“Al fin de semana entré con una tos como si fuera una gripe”, cuenta Vigo Murga, “el lunes más tos entonces llamo a una infectóloga”. Al notar que seguía con el síntoma, el 4 de junio se dirigió al hospital donde le hicieron el hisopado, se hizo una placa y esperó el resultado sin sospechar nada.

“No estaba mal, era simplemente tos”, dice. “El sábado me llaman y me dicen que dio positivo el hisopado y que me tengo que internar”.

“Ahí empezamos”, expresa el doctor, “este virus te agarra sorpresivamente y te destruye, y más a la gente de la edad de uno”.

Luego cuenta que “primero te ataca suavemente y después, cuando va al pulmón, ahí sí es terrible”.

“Tuve suerte”, expresa, “uno conoce el tema entonces uno trata, en lo posible, de estar tranquilo porque, después de una situación como esta, terapia te espera”.

“Yo me interné el sábado 6”, narra el especialista, “estuve tres días más o menos y el jueves ya no podía respirar”. Luego contó que, frente a un cuadro de neumonía que presentaba previo al contagio, la situación era complicada.

Finalmente, le gestionaron el plasma mientras él se notaba “agotado”. “Estaba muy complicado”, dice y sostiene que “yo digo que medicina es una ciencia y no hay milagros en medicina”, y expresó que cuando le pusieron el plasma, “a las 11 de la noche ya estaba mucho mejor”.

“El plasma es muy importante para seguir viviendo”, sostiene.