En la mañana de Aire Bonaerense tomamos contacto telefónico con el hijo de Jorge Julio López, desaparecido en dictadura y democracia.

En una jornada de reflexión charlamos con el hijo del albañil y militante que fue secuestrado en la última dictadura militar, fue torturado y vio como asesinaban a compañeros.

López testificó en el 2003 contra Miguel Etchecolatz, y en el año 2006, el 18 de septiembre desapareció sin que existan noticias sobre qué le sucedió.

En una jornada tan especial, Rubén nos comentaba, “en plena dictadura, a los 6 meses ya sabíamos que estaba vivo, hoy a 15 años de la segunda desaparición, en plena democracia, todavía no sabemos qué pasó con mi papá”.

Además agregaba, “cuando mi papá empezó a llevar adelante las declaraciones para la elevación a juicio, mi vieja no lo quería dejar ir, porque temía que le pasara algo”.

“De chicos no nos contaba mucho sobre las épocas de dictadura, una noche entre la familia empezamos a juntar los relatos, y nos dimos cuenta que mi papá le había contado la película a muchos, pero a ninguno se la contó completa” agregaba Rubén.

Desaparición en democracia:

“Me preguntaban porque no lo cuidaron a mi viejo, nosotros pensábamos que en el 2006 estos personajes no existían, pero esto nos demostró que no es así, que están vivitos y coleando, no como nos quiso hacer creer alguna funcionaria que quería que creamos que eran viejitos buenitos” expresaba.

“Lo positivo dentro de lo malo, es que a partir de lo de mi viejo, se concretó por parte del gobierno de Néstor Kirchner la creación del área de protección de testigos, que fue una solución para que quienes tuvieran miedo o necesitaran un acompañamiento, puedan ir a declarar”.