Así lo afirmó Ángela Nakab Médica especialista en Pediatría y Adolescencia y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP). Es consecuencia del cuestionamiento de la falta pruebas de estudios visibles de Fase III que son los que avalan la aplicación del inoculante

 

Luego de que el pasado viernes desde el Ministerio de Salud de la Nación comunicaran que se vacunaría a niños de entre 3 y 11 años con la Vacuna Sinopharm, diversas entidades como la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) le exigieron al gobierno, pruebas e información que garanticen su seguridad de aplicación para compartirlo con otros médicos pediatras. En este marco, las diversas entidades se reunirán en las próximas horas en el Ministerio de Salud para dialogar sobre la bioseguridad de la aplicación del inoculante. Al respecto, en el programa radial “Aire Bonaerense” dialogaron con Ángela Nakab Médica especialista en Pediatría y Adolescencia y miembro de la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP).

“Siempre que se van a aplicar vacunas o un medicamento es importante tener evidencia científica. Nosotros no sabíamos qué se iba a comunicar a la población que se iba a dar la vacuna en menores de entre 3 y 11 años. La idea era poder reunirse juntarse y ver bien en que se había basado el Ministerio de Salud para resolver esto”, afirmó Nakab.

Al respecto, destacó: “Nosotros sabemos que la ANMAT es una asociación absolutamente científica, de gran reconocimiento y de la que nosotros tenemos absoluta confianza en todos sus criterios. Lo que ocurre es que queríamos saber cuál era la información actual en base a esta vacuna que es la Sinopharm. Que lo que sabemos que está publicado hasta el momento  es un trabajo de The Lancet sobre  los estudios que hay de esta vacuna en niños en la Fase I y II. Todavía no se publicó nada en la Fase III que es cuando se hace la autorización, en este caso de emergencia”.

Por otro lado, explicó que “lo que la Sociedad Argentina de Pediatría (SAP) quiere decir es que por un lado, somos pro vacunas, (…) por otro lado, en el caso de que se consiga toda la evidencia científica, se registre y se dé la posibilidad de dar la vacuna, hacer como se hizo con el resto de la población, grupos prioritarios, para que primero se vacunen niños y niñas con comorbilidades (…) y teniendo todo eso, la evidencia científica .Que lo más probable es que esté y lo que se está solicitando es tener ese recurso para que desde la SAP podamos hacer la recomendación a todos los pediatras del país”.

“No es un cuestionamiento, es lo que se sabía el viernes cuando nos enteramos de la resolución que anunció el Ministerio de Salud. Probablemente en las próximas horas va a haber una reunión en el ministerio, con diferentes entidades para tener toda  la información y hacer una recomendación que sea clara, concreta, concisa y con buenas recomendaciones para la familia. Generar más tranquilidad y una cuestión más esperanzadora como para que la gente sepa de qué se trata la vacuna”, concluyó.