Ocurrió luego de la apertura de sobres realizada por el intendente Mario Secco. En este sentido, Esteban Spivak, concejal del Frente de Todos en el distrito, habló del presupuesto que requiere el proyecto y las propuestas a futuro para solucionar el déficit habitacional

Luego de la apertura de sobres realizada durante el transcurso del día martes, se licitó la construcción de 476 viviendas en el municipio de Ensenada. Sobre ello habló el concejal del Frente de Todos, Esteban Spivak, con “Aire Bonaerense”, quién además ahondó en cuestiones presupuestarias, y eleccionarias de cara a las PASO.

Respecto a la construcción de viviendas, Spivak destacó que “lo que se licitó ayer refiere a la obra, en términos económicos, más grande que ha solicitado el municipio. Con una oferta de entre 2.200 y 2.400 millones de pesos. Algo monstruoso que nos pone muy contentos, porque además es importante al sector al que va destinado. Es nuestro granito de arena en una situación que conocemos y nos preocupamos como es el tema del déficit habitacional”.

En cuanto a las políticas previas adoptadas para paliar esta problemática aseguró: “Veníamos de cuatro años de tener parados dos barrios por completo en Ensenada. Empezamos a terminarlos para después realizar la entrega. Esta es la primera parte porque después se hará una licitación mayor entre los tres barrios que se van a hacer y las ‘¿nuevas opciones. Estamos hablando de 1500 casas más en los próximos dos años. En este sentido, vamos a estar acercándonos. No se va a solucionar el problema habitacional totalmente, pero vamos a tener un nuevo horizonte a la vista”.

“No hay nada como la casa propia. Aquel vecino que aspira a tener su casa propia necesita que haya un estado que le de esa herramienta. Hay otra que considero destacable; es una política que está implementando el Ministro Ferraresi respecto del concepto de la Casa social. Se piensa que la casa que hace el Estado tiene que ser chiquita, sin posibilidad de poder mejorarla si después progresas en tu vida y te va un poco mejor (…), no debe ser así. Ferraresi está planteando otra lógica. Casas que le den posibilidad al vecino o vecina poder después seguir construyendo sin estar amontonados”, afirmó.

Respecto al tiempo estimado de obra, explicitó que “el plazo técnico finito no está establecido. Son obras muy grandes, es inminente su comienzo. Primero debe superar toda la parte administrativa. Los terrenos están preparados, arman el obrador y estamos listos para que en los próximos meses, hablando en criollo, se coloquen los primeros ladrillos.

Por último, en cuanto a las personas a las que se destinará, nosotros en el municipio tenemos una oficina en la que está Analía Vilches que es la encargada de la recepción de las demandas. De las mismas se hace un estudio socioambiental y en base a la calificación resultante, se destinan las viviendas, concluyó.