Oscar de Isasi, secretario general de ATE Provincia, se refirió a la oferta salarial de la provincia y explicó que “los criterios que planteamos en la mesa están tomados en cuenta”

Luego de aceptar la propuesta salarial de la provincia de Buenos Aires para los estatales, Oscar de Isasi, secretario general de ATE Provincia, habló en AIRE BONAERENSE y dijo que “en otro contexto nosotros no hubiéramos aceptado esta propuesta”.

De Isasi dijo que “el consejo directivo provincial de ATE ratificó el acuerdo que nosotros planteamos en la reunión, por lo tanto es es un acuerdo formal por tres meses”, y que “en diciembre se reabre la paritaria para discutir salarios”.

“En este contexto en el cual hay una caída impositiva muy importante”, explica, “donde en algunos sectores del sector privado se plantea la reducción del 25% de los salarios, donde hay decretos presidenciales que plantean no a los despidos pero los empresarios despiden igual, donde nosotros no tenemos toda la capacidad de movilización, nos parece que es un acuerdo razonable”.

En ese sentido recordó que “planteamos varios ejes”, y detalló: “uno es no perder a manos de la inflación, lo primero que logramos es que fuera una paritaria corta, de tres meses, en ese trimestre el promedio del aumento es de 28,5%, por lo tanto la inflación más o menos va a andar en esos porcentajes”.

“En segundo lugar planteamos la necesidad de inyectar recursos en los salarios más bajos”, continúa, “el aumento de esos sectores es superior al aumento promedio”.

Además, De Isasi aclaró que el 28,5% es el acumulado, “de diciembre de 2019 a noviembre de 2020 significa un 36% de aumento en los niveles más bajos”.

“El segundo criterio se cumple”, agrega, “el tercer criterio era aumentar las asignaciones familiares, no alcanzamos ese objetivo pero sí logramos que se aumente en 30% ese monto”.

Además, contó que “acordamos que a partir del 1 de enero se empiece el proceso de recategorización que sea retroactivo a diciembre”.

En conclusión, expresó que “los criterios que planteamos en la mesa están tomados en cuenta” y que “venimos tan abajo que necesitaríamos el 100% de aumento, pero en este contexto sirve para abrir una puerta”.

Luego, señaló que “ahora vienen dos leyes esenciales: la ley impositiva para el año 2021 y el presupuesto”. En ese sentido, dijo que “el presupuesto tiene que tener como prioridad salud, educación, niñez, créditos para la producción, para el trabajo y para el salarios de los trabajadores”.

“Este acuerdo paritario, sin lugar a dudas, abre una puerta para que el gobierno, en estos tres meses que vienen, discuta e impulse una reformas tributaria que permita conseguir los recursos que hoy no tiene y se exprese en presupuesto que ponga como prioridad también los salarios de los estatales”, concluyó.