El personal del Departamento de Bromatología de la Municipalidad de Mar del Plata y miembros  del comando de Patrulla Rural, clausuraron un galpón que funcionaba como carnicería de manera ilegal

Un equipo del Departamento de Bromatología de la Municipalidad de Mar del Plata tomó la decisión de clausurar una fábrica de milanesas que poseía más de 250 kilos de comida en mal estado. Además, el producto era almacenado en baldes de pintura.

En esta empresa de producción y venta de productos cárnicos funcionaba en un galpón de manera ilegal, que parte del personal del comando de Patrulla Rural, junto con el Departamento de Bromatología, localizado en Chilavert al 1800, del barrio Coronel Dorrego de la localidad bonaerense.

En la inspección secuestraron 150 kilos de pechugas de pollo con preparado de huevo y condimento para milanesas, que estaban distribuidas en 7 baldes de 20 litros cada uno. Asimismo, confiscaron 83 kilos de milanesas preparadas para la venta.

Estas pechugas eran almacenadas directamente en huevo crudo. También se conoció que las milanesas ya preparadas eran guardadas fuera de la heladera. La mercancía incautada fue desnaturalizada en el lugar y desechada en un camión recolector de residuos.

El garage donde se almacenaban las milanesas no contaba con la habilitación municipal correspondiente, y el dueño del lugar resultó notificado de la infracción. Ahora deberá presentarse ante la Justicia.

La correcta conservación de los alimentos es vital para que su ingesta no sea perjudicial para la salud. La reglamentación vigente en ese sentido es estricta y sus contravenciones, que ponen en riesgo la vida de los consumidores, importan graves penas, desde multas hasta clausuras de los comercios en falta.

En este caso, los efectivos realizaron en el lugar una infracción a la ordenanza municipal 20054 y un hombre de 62 años fue notificado por el hecho.