El actual nombre es “Campaña del Desierto”, pero el más votado fue “Julio Argentino Roca”, el protagonista de aquella expedición militar. La definición tuvo que volver al recinto del Concejo Deliberante local.

El municipio de Bahía Blanca inició una votación pública para renombrar el parque “Campaña del Desierto”, por uno que no hiciese referencia a hechos violentos y así poder revertir la carga ofensiva hacia los pueblos originarios. Sin embargo, la iniciativa no salió bien, dado que salió ganador el nombre “Julio Argentino Roca”, quien estuvo a cargo de dicha campaña en 1833 y principios de 1834.

La convocatoria estaba destinada para los vecinos, quienes debían elegir un nuevo nombre para el Parque Municipal a través de redes sociales. Las autoridades comunales decidieron suspender la votación y que el tema sea tratado nuevamente en el Concejo.

Las bases del concurso establecían que:

-No está permitido el nombre de personas vivas o cuyo fallecimiento hubiera ocurrido dentro de los 10 años. Ni el nombre de personas que se hubiesen desempeñado en cargos públicos de cualquier tipo durante los gobiernos de facto.

-No está permitido ninguna denominación que haga referencia a expresiones xenófobas, racistas, machistas o discriminatorias. Ni denominaciones contrarias a los valores democráticos, a la paz y los derechos humanos. O que signifiquen una reivindicación de hechos violentos o una ofensa a cualquier persona o grupo de personas.

-No está permitido las denominaciones que conlleven connotaciones político partidaria, religiosas, sectoriales, y/o que excluyan a sectores de la sociedad.

No obstante, con el cierre de votación, el nombre más votado para renombrar al parque fue el de “Julio Argentino Roca”, militar y ex presidente argentino, que fue protagonista de aquella campaña de conquista y exterminio sobre pueblos originarios.

A ese nombre le siguieron: Campaña del Desierto, Raúl Alfonsín, Barranca de los Loros, César Milstein, René Favaloro, Parque del Mirador, Libertad, Huecuvú Mapú y Güenaken.