El intendente de Rojas estableció por decreto una serie de medidas de recortes. Habrá jubilaciones para los agentes municipales con edad avanzada, en las horas extras y no se incorporarán nuevos empleados, a excepción que sea de suma urgencia.

El intendente de Rojas, Claudio Rossi, decretó la Emergencia Económica, Administrativa y Financiera la cual tendrá vigencia hasta el día 31 de diciembre de 2020 a raíz de la inflación acumulada, interanual, y las declaraciones de emergencia, tanto a nivel provincial y nacional, informó la comuna.

Entre otras medidas prevé que “el sueldo del intendente municipal será el mínimo establecido por el Articulo Nº125 de la Ley Orgánica de las Municipalidades mientras tenga vigencia este decreto. A su vez, el intendente absorberá los futuros y posibles gastos que se puedan generar de sus diversas tareas administrativas o de gestión fuera del Partido de Rojas”.

También dispone “la reducción de la planta de funcionarios del Gabinete Municipal y a la reasignación de las áreas”; “congelar, por el tiempo que dure la emergencia, los sueldos de los funcionarios municipales con rango de secretarios y directores”; y “disponer la restricción de las horas extras, limitándose las mismas a la prestación de los servicios esenciales que delimitarán cada una de las áreas y dependencias que las requieran”.

Instruye “a la Dirección de Recursos Humanos para notificar a todos los agentes municipales con edad avanzada sobre la rescisión del contrato laboral para acogerse a los trámites previsionales”. Los agentes incluidos en ese artículo “tendrán derecho a percibir el beneficio de anticipo jubilatorio establecido en el artículo 5672° inciso “f” y concordantes de la Ley N° 11.757 14.656”.

También dictamina que el Secretario de Hacienda deberá “realizar solo aquellas compras, contratos o, alquileres realmente necesarios e imprescindibles para la prestación de los servicios, rechazando así, todo pedido que a su criterio resulte superfluo y/o postergable, dando prioridad siempre a los servicios esenciales” y que la Contaduría Municipal efectúe “la liquidación de las remuneraciones se realice en forma separada, las correspondientes a funcionarios, el agrupamiento de profesionales y el resto de los agentes municipales, privilegiando para el pago los mencionados en último término”.

Además se suspende, por el tiempo de duración del decreto “la incorporación de personal a la planta municipal, a no ser casos de extrema necesidad y que será consensuados con los Sindicatos Municipales”.