Nicolás Bertone, politólogo y analista político lo explicó con las variables que analizaron desde la consultora Zuban Córdoba en la que trabaja

Tras los sorpresivos resultados de las recientes PASO, el programa radial  “Aire Bonaerense” dialogó con Nicolás Bertone, que es politólogo y analista político  de la consultora Zuban Córodoba. En este marco, Bertone ahondó en las variables que  analizó junto a su equipo que explican el descenso de apoyo hacia el gobierno nacional y provincial respecto de las elecciones legislativas en 2019.

En las encuestas “veníamos viendo cuál sería el apoyo al gobierno. Cuál es el apoyo en la dirección en la que avanzaba el gobierno. Ahí detectábamos hace unos ocho meses que el 57% de los argentinos considerábamos que íbamos en la dirección incorrecta. Eso como una variable, como la aprobación de gestión que está en su piso máximo de 41%. Había varias variables que mostraban un descontento respecto a cómo estaba gestionando la situación económica y de pandemia”, señaló Bertone frente a los resultados eleccionarios.

En este marco, ahondó: “Sorprende en algunas provincias como se expandió esa mancha que estaba en las provincias centrales que se sabía también renovaban senadores y que era un desafío para el gobierno. Mendoza, Córdoba, Santa Fé iba a ser un desafío sostenerlo. Siempre hablábamos de un tercio para e Frente de Todos, un tercio que generalmente en algunas encuestas era mayoritario para Juntos por el Cambio que se distribuía entre otros y con mucha mayoría de gente que no se identificaba y que no se sabía a dónde iba a ir su voto”.

Además, profundizó el análisis en la franja de votantes indecisos y aclaró que “ese voto oculto que nosotros pensábamos, se trata de apatía porque también había poco clima electoral, porque fue una campaña atípica, se trabajaba la poca esperanza y claramente terminó siendo un voto bronca o un voto que estuviera mandando un mensaje claro al gobierno de que por este camino la gente no prefiere que avancen”.

Respecto al bajo acompañamiento y la pérdida de triunfo en ciudades históricamente volcadas al peronismo explicitó que “se hacen suposiciones de acuerdo a la lectura de datos cuantitativos (…) creo que no ha habido este acompañamiento más histórico porque por un lado, desde los movimientos más de base de la cultura peronista han sido una campaña atípica no han logrado trabajar en las identidades partidarias como si lo ha hecho antes, hablo de manifestaciones, los grandes actos, el contacto corporal no lo tuvo. Se sintió débil y tampoco pudo proyectar hacia adelante alguna idea de esperanza”.

“Habría que ver en cada una de estas provincias como se ha dado el trabajo de la oposición respecto a los marcos de interpretación que creo que han sido en general muy efectivos. Creo que el gobierno quedó en una constante respuesta a lo que el marco interpretativo de la oposición iba dando porque tenía que ver con lo poco efectivo para gestionar la pandemia, y con la palabra “populistas”, estas cuestiones en las que el gobierno perdió efectividad en lo comunicacional y quedó atrapado en una estrategia de la oposición de repetición y mostrar algunos errores que ha tenido”, concluyó.