Luego de los resultados desfavorables de las elecciones Primarias, Abiertas, Simultáneas y Obligatorias (PASO), desde el oficialismo salieron distintos voceros a opinar sobre las posibles formas para emparejar el resultado o, los más ambiciosos, para darlo vuelta.

En esa línea, las recientes declaraciones del flamante ministro de Infraestructura bonaerense, Leonardo Nardini, llamaron la atención, al sostener que el Frente de Todos necesita “poder garantizar en las cámaras los legisladores para no tener un avasallamiento de esa fuerza política que tanto daño le hizo a la Argentina por cuatro años que endeudó al país y empeoró la calidad de vida de la gente”.

Con todo, el funcionario pronosticó que su partido mejorará su performance electoral en las elecciones legislativas del 14 de noviembre. “Tenemos chances de mejorar la performance de cara a noviembre” y si bien advirtió que no se cuenta “con mucho tiempo”, se mostró confiado en poder motivar al “10 o 15% del padrón que no fue a votar en cada distrito, de los cuales muchos votantes son del peronismo”.

“Ahora es tarea de cada una de los y las compañeros de ir a hablar, pedir no sólo que nos voten sino que nos ayuden”, remarcó el exintendente de Malvinas Argentinas.