Sus propios organizadores la definieron como “un mal trabajo práctico de una escuela técnica”

La provincia de Buenos Aires realizó el pasado domingo una exposición al mundo turístico que fue definida por los propios organizadores como el peor stand de la historia en una FIT. “Nuestro stand es un mal trabajo práctico de una escuela técnica”, afirmaron los miembros que la llevaron a cabo.

Más allá de que la mayoría de los casi setenta municipios que participaron no tenían un escritorio fijo y pujaban por un lugar cada mañana, la calidad del stand va casi en sintonía con la calidad de los funcionarios del “club de amigos” perteneciente al ministro de Producción, Ciencia e Innovación Tecnológica bonaerense, Augusto Costa, del cual depende Turismo. 

La provincia que mas visitantes convoca a nivel nacional, sufre por las elecciones legislativas que tiñeron de amarillo un territorio que había sido “devastado” por la ex gobernadora de Juntos por el Cambio, María Eugenia Vidal hace dos años.

Los vecinos de la Región Buenos Aires, comandados por los Larretas Boys, exhibían un stand de jerarquía y se mostraron como sólidos en gestión ante la improvisación bonaerense. 

Asimismo, el gobierno provincial que más asistencia brindó al sector del turismo en plena pandemia: hotelero, gastronómico, cultural, etc, dio la sensación de abandono debido a sus sus funcionarios y el de Rodríguez Larreta que no invirtió un solo centavo en asistir al sector, dejando a empresarios y prestadores a la deriva, brindó buena imagen.

Los representantes municipales, ante el despliegue de Juntos por el Cambio que querían hacer dulce ante el desastre, expresaron que “tampoco cacareen tanto que la tuvieron a la impresentable de Pikielny (la secretaria de Turismo de Vidal) dos años y bien que cerraron el pico”.

Mientras se peleaban por el espacio, el espectáculo invitaba a un cambio de autoridades. El show brindado por la localidad costera de Villa Gesell, “salvó la ropa”, cuando un cantante, hizo bailar a todo el que pasaba por el lugar, incluso hasta una persona disfrazada de dinosaurio que promocionaba a la provincia de Neuquén. Eso cambió el ambiente del stand. 

Asimismo, se reflexionó sobre cómo hubiese sido el accionar de Domingo Mercante, precursor del turismo masivo en la provincia, y se consideró que tal vez por su ímpetu y determinación le hubiera pedido la renuncia a cada uno de los funcionarios que integran el área de turismo.

Seguramente, el actual gobernador de la provincia de Buenos Aires, Axel Kicillof, hubiese pensado igual que Mercante, pero no estuvo presente en la FIT, a diferencia del jefe porteño, Horacio Rodríguez Larreta.  Además, sería conveniente que el Gobernador modifique el plantel actual del área del turismo y que las autoridades sepan de qué se trata la actividad.