Lo hizo desde San Antonio de Areco mediante un acto donde aseguró que la nueva obra, agilizará la movilidad de más de 7.800 vehículos por día y mejorará la seguridad vial.

El mandatario no dejó pasar la oportunidad de transmitir un mensaje de optimismo a todos los argentinos y adelantó que 2022 “va a ser el año que nos devuelva la esperanza, la confianza y el país que nos merecemos”.

Asimismo, Fernández sostuvo que con la obra “no sólo agilizamos la comunicación, terrestre en este caso, y facilitamos el transporte de carga y de personas, sino que garantizamos también la vida de quienes transitan, porque el riesgo se aminora”.

La autovía permitirá no sólo optimizar las condiciones de seguridad para todos los conductores, sino que además conectará el corredor comercial de la provincia de Buenos Aires con las Santa Fe, Córdoba y San Luis.

Participó también del acto el ministro de Obras Públicas, Gabriel Katopodis, quien destacó  que “la autovía se encuentra en obra, se está inaugurando tramo tras tramo, y pronto vamos a estar culminando la totalidad de la ruta”.

Con una inversión total de 5.217 millones de pesos, los trabajos abarcaron la construcción de autopista semiurbana en traza nueva, por afuera de la ciudad, en una extensión de 12,6 kilómetros entre el Arroyo de Giles (km 104,4) y el puente sobre el Arroyo Gómez (km 116,9), a fin de evitar que el tránsito pesado que circula por la Ruta Nacional 8 ingrese a San Antonio de Areco.