Así lo confirmó el intendente Miguel Lunghi en diálogo con AIRE BONAERENSE, quien además explicó que ese dinero fue tomado en un 51% es de las tasas municipales y el 49% de la coparticipación. 

Esta tarde, Axel Kicillof mantendrá una reunión con dirigentes radicales de todo el ámbito bonaerense. En ese sentido,Miguel Lunghi expresó en AIRE BONAERENSE que “será un encuentro clave” ya que le pedirán al Gobernador de la provincia de Buenos Aires que “mantenga la coparticipacion tal cual como se había presupuestado, porque sino vamos a tener serios problemas económicos”.

Desde el municipio de Tandil realizaron una compra de insumos para los hospitales por una suma de 12 millones de pesos, que fue destinada para atender los casos de coronavirus. Por otro lado, se pudo abastecer de alimentos a los sectores vulnerables por un total de 7 millones. Ese dinero fue tomado en un 51% es de las tasas municipales y el 49% de la coparticipación, según explicó el jefe comunal, quien además sostuvo que van a necesitar “la fuerte presencia del Estado” para poder continuar con los compromisos de pago de salarios durante los próximos meses.

En cuanto a la emergencia sanitaria, Lunghi sostuvo que “nuestro sistema de salud es muy bueno y lo venimos construyendo desde hace muchos años. Contanos con 30 respiradores y 7 camas de terapia intensiva”.

En Tandil fueron confirmados dos casos positivos confirmados, los cuales fueron dados de alta. Además, un paciente está siendo observado y a la espera de los resultados por COVID-19.

El intendente contó que los controles en la ciudad están siendo estrictos en los tres accesos y que la gente está acatando las medidas preventivas. “Esperemos poder seguir así y que las medidas que ha tomado el Presidente de flexibilizar un poco la cuarentena no sea masiva y la gente siga tomando conciencia ciudadana y quedándose en su casa”, sostuvo.

Expresó además que, por obvias razones, suspendieron el turismo durante semana santa: “los comercios están totalmente cerrados”, contó. En ese sentido, el jefe comunal se encuentra preocupado por el futuro económico: “veremos como se avanza. Va a ser difícil y creo que el Estado debe salir a financiar a las empresas para  que puedan pagar los sueldos y que no se fundan. Además los bancos deben otorgar créditos a tasas muy bajas”.

Lunghi Manifestó que, desde el Gobierno, “se están tomando medidas adecuadas. El apoyo del estado debe ser fundamental”. Sostuvo que “la actividad económica de Tandil está parada, y por eso vamos a necesitar la fuerte presencia estatal”.

En cuanto a la extensión de la cuarentena y la idea de flexibilización, el intendente expresó en disconformidad ya que “hay un 80% que acata las medidas de prevención y un 20% que no”.

“No estoy de acuerdo con que los intendentes o gobernadores tengan que pedirle al Ejecutivo que es lo que quieren hacer. Esto no es una carta en la que uno puede pedir una milanesa con papas fritas, otro napolitana”, ironizó.

“Nosotros pedimos al Gobierno una cuarentena enérgica. Tiene que seguir siendo estricta hasta mayo”, agregó.