Frente a las elecciones del 14 de noviembre, Sergio Berni aseguró que no descarta su renuncia y adelantó que espera tomarse “24 horas” luego de los comicios electorales “para recapacitar”

El ministro de Seguridad bonaerense, Sergio Berni, justificó la represión en la marcha en Ramos Mejía, en la que cientos de manifestantes pedían justicia por el homicidio del kiosquero Roberto Sabo porque “nos iban a prender fuego la comisaría“.

En conversación con TN, refiriéndose al asesinato de Sabo en La Matanza, Berni afirmó que, con respecto a  las manifestaciones en las que se exigía justicia, entienede “a la gente, pero en 15 minutos, por la puerta de ese kiosquito, pasaron tres patrulleros”. Pero sostuvo que no cree que sea una “cuestión política”, al resaltar la inmediata detención de la pareja responsable del crímen, sino a “un sistema que no funciona”.

El Ministro de Seguridad, defendió el uso de gases lacrimógenos para dispersar a los miembros de la segunda jornada de protestas y aseguró que “tuvimos que tirar gases porque sino la gente iba a prender fuego la comisaría, permitiendo que se calcinaran todos los detenidos“.

Además, el funcionario resaltó que “¿Sabe cuántos homicidios tuvo La Matanza del 1 de enero al 30 de octubre de 2019?: 112. Este año 96. 14 por ciento menos de homicidios. Estamos mejor, pero seguimos en terapia intensiva”.

En medio de las críticas por asesinato del kiosquero y los rumores de su renuncia por aparentes desacuerdos con el Gobierno Nacional,  Sergio Berni no descartó su renuncia: “Me voy a tomar 24 horas después de las elecciones para recapacitar muchas cuestiones políticas en las que tengo diferencias”, declaró en diálogo con radio La Red.

“No se trata de renunciar o no renunciar, es indistinto, pero lo importante es si el Gobierno puede retomar el rumbo que todos queremos”, agregó.

El ministro fue cuestionado por un nuevo hecho de inseguridad en la provincia de Buenos Aires. Anteriormente, mantuvo un tenso cruce con Anibal Fernández por su respuesta al conflicto mapuche. 

Además, Berni sostuvo que la Nación debería haber mandado tropas a la zona ante la posibilidad de que se estén llevando a cabo actos terroristas.

El ministro de seguridad de la nación, respondió que las opiniones de su par bonaerense “lo tienen sin cuidado” y “no mueven el amperímetro“, y consideró “irresponsable” tildar las acciones de integrantes de la comunidad mapuche como “actos de terrorismo”.

Como de costumbre, siempre tiene razón querido compañero Aníbal Fernández. Ni usted ni el Presidente necesitan de mi aprobación. No es mi intención contradecir tan brillante acto de soberbia“, comentó Berni en medio del conflicto.

Asimismo, el ministro de la nación relativizó la inseguridad que afecta a las localidades del Conurbano bonaerense al expresar que es lo que  “sucede en todos los lugares del mundo, en algunos más y en algunos menos. Nosotros estamos teniendo una situación tan particular que nos obliga a mirarlos”.

Si miramos estadística, es otra cosa, pero cuando uno está revisando estas cosas, las estadísticas son nada. Estamos hablando de una vida humana truncada por nada. Entonces no se pueden explicar muchas cosas cuando estamos trabajando en algo tan delicado, tan cuidadoso y sin solución”, consideró Fernandez.

En este país, el único de estadísticas que es claro, y que es imposible de evitar, es el homicidio doloso. No debe superar el 6.5% o 7%. En la Ciudad de Buenos Aires está entre 4% y 4.5%. En Miami está en un 15%, en San Pablo, en 24% y en Washington en 30%”, apuntó el ministro.

A pesar de ello, expresó que “nunca voy a estar del lado de la represión. Estuve 5 años en la fuerza, me fui sin un delito y sin un muerto”, dijo Fernández este martes. “Yo no hago valoración de nadie, no soy celador de nadie”, agregó por lo sucedido en la marcha.

Hace más de 20 días que estamos trabajando con La Matanza, buscando objetivos. Estamos analizando punto por punto cuál es la mejor forma de poder estar presentes. Ayer envié 500 efectivos más”, explicó y en ese sentido, lamentó el caso del hombre asesinado el domingo afirmando que “ojalá hubiéramos llegado a poder prevenir esta situación”

Y en relación a los reclamos por mayor presencia policial en las calles, apuntó que “La Matanza tiene un millón y medio de habitantes, pretender que haya un agente en cada cuadra es impensable. Estamos buscando la mejor forma de administrar los recursos”. También aseguró que desde 2019 a la actualidad las estadísticas muestran que no aumentaron los hechos delictivos.

“Yo no mido las cosas en términos electorales y si hay una manifestación, hay una manifestación, porque tienen todo el derecho del mundo a manifestar su dolor y su queja”, finalizó.