Las conversaciones para la conformación de la nueva canasta, que incluirá cerca de 1.300 productos de consumo, son llevadas adelante por la Secretaría de Comercio Interior con las empresas, desde los primeros días de diciembre pasado.

El acuerdo alcanzará a supermercados y almacenes y se trabajará un precio diferencial por tamaño de comercio, luego de que surgieran en el congelamiento dificultades en los comercios de proximidad para garantizar el margen de rentabilidad.

Con este objetivo, el pasado martes se produjo encuentro en el Palacio de Hacienda de la que participaron Feletti, el presidente del Banco Central, Miguel Pesce, y los ministros de Economía, Martín Guzmán, y de Desarrollo Productivo, Matías Kulfas; y en representación del sector empresario estuvieron en la Reunión Laura Barnator (Unilever); Gabriela Bardin (P&G); Gonzalo Fagioli (Quilmes); Abelardo Gudiño (Coca Cola); Adrián Kaufman Brea (Grupo Arcor); Maximiliano Lapidus (La Serenísima); y Agustín Llanos (Molinos Río de La Plata).

Oficialmente se comunicó que en el encuentro debatieron el “esquema integral de políticas macroeconómicas, y avanzaron en los consensos para alcanzar un acuerdo de precios que coadyuva a atacar el problema de la inflación”