La medida es en sintonía con lo dispuesto por el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires y las recomendaciones de Casa Rosada para prevenir el contagio del coronavirus. También se dispuso que los partidos de fútbol se disputen sin público.

El gobernador de Buenos Aires, Axel Kicillof, decidió hoy suspender los eventos masivos, incluido el festival internacional Lollapalooza, como una de las medidas para evitar la propagación del coronavirus. También, en sintonía los anuncios que realizó el jefe de Gobierno porteño, Horacio Rodríguez Larreta, ordenó que los espectáculos deportivos se realicen sin la presencia de público.

La medida fue consensuada con empresarios y productores, con autoridades nacionales y de la Asociación del Fútbol Argentino (AFA). “El objetivo de todas las medidas que impliquen suspensión de actividades masivas no imprescindibles es contener el contagio. Estamos en esa fase. Todos los casos, por ahora, son importados. Aun no hemos tenido casos confirmados de circulación local. Eso es lo que tenemos que evitar o retrasar lo máximo posible”, explicaron a Infobae desde el entorno de Kicillof.

Ayer, a través de una resolución, las autoridades de Buenos Aires habían recomendado implementar una serie de medidas preventivas ante el coronavirus, como la correcta higiene personal y la “suspensión de eventos masivos en los que se prevea la participación de personas provenientes de los países con circulación de este virus” o “evitar concurrir a eventos masivos en los que se prevea la participación o concurrencia de personas provenientes de países con circulación del virus”.