El segundo artículo del Boletín Oficial establece que los montos asignados serán considerados como ingresos y cuenta del Valor Agregado de Distribución

El Gobierno de la provincia de Buenos Aires destinó un subsidio extraordinario de $2.800 millones a las distribuidoras municipales del servicio público de energía eléctrica bonaerense.

El aporte será concedido mediante un  Fondo Provincial de Compensaciones Tarifarias para cubrir las necesidades de gastos de mantenimiento e inversión del servicio que brindan, correspondientes al presente año.

El Decreto 1029/2021 publicado hoy en el Boletín Oficial, en el segundo artículo establece  que los montos se asignen a las distribuidoras municipales, según al subsidio otorgado, serán considerados como ingresos y cuenta del Valor Agregado de Distribución (VAD) que resulte de los siguientes cuadros tarifarios que apruebe el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.

El subsidio se hará efectivo contra las entregas a llevar a cabo por las distribuidoras municipales, de acuerdo a la metodología y la documentación avalatoria que determine el Ministerio de Infraestructura y Servicios Públicos.

A través de la Ley 11769 y alteraciones (texto ordenado por Decreto 1868/04) se determinó el Marco Regulatorio Eléctrico bonaerense, que establece que la Provincia ajustará su política en materia de energía eléctrica a diferentes objetivos, pero particularmente, a impulsar las actividades económicamente viables en la producción, transporte y distribución de electricidad, así como también promover las inversiones para asegurar el abastecimiento y acceso a la energía eléctrica a los usuarios del servicio, a corto, mediano y largo plazo.

Además, en el decreto se resaltó que la provincia tiene el rol de planificar y fomentar el crecimiento electroenergético provincial, asegurando metas de expansión y de mejoramiento del servicio.